LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P-SINEFRINA - USA

LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P-SINEFRINA

  • Por: mdlatino
  • diciembre 14, 2016
  • 0 Comentarios

LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P-SINEFRINA

 

efedrina 2 LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P SINEFRINA photo

 

Por Daniel Gwartney, M.D.

 

Casi cualquier persona que haya sido adulto entre los 80 y 90 sabe lo que es la efedrina, así como el producto a base de hierbas ma huang (efedra). Esta droga, un poderoso producto para adelgazar cuando se combina con cafeína y un potente estimulante cuando se toma solo, abundaba en las tiendas de suplementos de Estados Unidos. La efedrina era muy efectiva y razonablemente segura, desafortunadamente, un número limitado de personas entre millones de usuarios tuvo efectos adversos severos, incluyendo algunos casos de muerte súbita, típicamente de naturaleza cardiovascular (ej., infarto o arritmias).

Una cantidad significativa se debió a sobredosis intencionales para inducir un efecto estimulante o para perder peso más rápidamente. Obviamente, algunos casos fueron atribuidos a la efedrina como causa, pero los medios saben que el poder de un titular llama más la atención del público que la precisión y exactitud de lo que se reporta. Esto se describió muy bien en un artículo recientemente publicado en Natural Products Insider, escrito por el abogado Steven Shapiro.1

Tal vez el único aspecto no mencionado en este artículo fue la presión política que hubo para que la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos de EEUU) declarara que los alcaloides de la efedra eran portadores de riesgos irracionales y así retirar cualquier fuente de efedrina del acceso público para acortar la disponibilidad de esta droga como precursor de la producción de metanfetamina. Sin embargo, a pesar de la baja prevalencia de reportes de efectos adversos causados por efedrina y revisiones realizadas por agencias más objetivas como la Oficina de Contabilidad del Gobierno de EEUU, donde fue concluido que no había suficiente evidencia como para afirmar una asociación causal entre la efedrina/ alcaloides de efedra con los daños reportados, la FDA declaró los productos de efedrina como adulterados y fueron retirados del mercado.

 

LLENANDO EL VACÍO DE LA EFEDRINA

 

A partir de los esfuerzos antiefedrina de la FDA, la epidemia de obesidad continuó aumentando, y los pocos productos que han intentado llenar ese vacío han fallado en ofrecer alguno de los efectos deseados (estimulación, adelgazamiento, mejora en el rendimiento) o han sido retirados del mercado debido a la amenaza de que producían efectos peligrosos similares a los de la efedrina. La lista de esos productos incluye fenilpropanolamina, pseudoefedrina, DMAA y otros. Podemos decir lo mismo de las opciones farmacéuticas para tratar o prevenir la obesidad.

Permanece una alternativa viable como sustituto de la efedrina sin prescripción médica, pero su efecto no es tan pronunciado ni tiene los beneficios relacionados con la efedrina (aumento en la sensación de alerta, facilidad para respirar, mejora en el rendimiento deportivo). Sin embargo, un estudio reciente sugiere que con dosis más altas de las recomendadas para controlar el peso pudiera tener algún beneficio en el rendimiento atlético. Esta alternativa es la psinefrina, el protoalcaloide primario presente en el extracto de naranja amarga (Citrus aurantium), comúnmente vendido como Advantra Z. El otro protoalcaloide presente es la octopamina, la cual discutiremos brevemente.

 

efedrina 3 LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P SINEFRINA photo

 

PREOCUPACIÓN POR SU ESTRUCTURA QUÍMICA

 

Debemos hacer una distinción importante sobre el prefijo “p” antes de la palabra efedrina. La estructura molecular de la sinefrina puede tener tres formas, dependiendo de donde se encuentre la cadena lateral de hidroxilo. No tienes que ponerte a leer sobre estructura química, solubilidad y afinidad del receptor, pero sí debes saber que la colocación de la cadena lateral puede alterar dramáticamente la forma como una droga actúa en el cuerpo. La sinefrina puede tener estos importantes hidroxilos en tres posiciones, llamadas “o”, “p”
o “m”. Los productos químicos producidos en sistemas vivientes como la planta de naranja amarga pueden ser muy específicos en la forma como es producida la sinefrina (el extracto de naranja ácida solo tiene p-sinefrina), pero los sistemas sintéticos producen mezclas a menos que las condiciones y precursores se monitoreen cuidadosamente. Esto significa que la sinefrina creada en laboratorio, normalmente utilizada en productos que contienen sinefrina para darles un efecto más potente a menor precio, no es exclusivamente p-sinefrina. De hecho, es muy común encontrar que gran parte de la sinefrina sintética es m-sinefrina, también llamada fenilefrina. Igualmente preocupante es que 14 de 27 productos investigados recientemente contenían altas cantidades de “metilsinefrina” (sus- tancia prohibida por la WADA)3.

Esta pequeña diferencia es muy relevante para el consumidor, pues la m- sinefrina pude activar receptores que la p-sinefrina ignora, llevando a efectos adversos (ej, temblores, ansiedad, perturbación del sueño, taquicardia).4 La adulteración de los productos de p-sinefrina con m-sinefrina ha resultado que se atribuyan efectos adversos a los productos con extracto de naranja amarga. La m-sinefrina (fenilefrina) no está prohibida por la NCAA, pero la sinefrina y la octopamina sí lo están, debido a que la fenilefrina se usa comúnmente como descongestionante y a que aparentemente no tiene efectos en el rendimiento atlético.’

 

P-SINEFRINA Y PÉRDIDA DE PESO

 

El Dr. Sidney Stohs de la Universidad Creighton en EEUU ha publicado muchos estudios sobre la p-sinefrina (el Dr. Stohs ha sido consultor para la fabricación de Advantra Z).4-6 En sus publicaciones ha descrito los efectos, hallazgos sobre seguridad y la farmacología de la p-sinefrina, así como de sus químicos relacionados, incluyendo la m- sinefrina. Debemos tener claro que la p-sinefrina pareciera funcionar mejor como ayudante para la pérdida de peso (junto a un programa de dieta y ejercicios) y no ofrece los beneficios de aumento en la sensación de alerta o mejora en el rendimiento que se obtienen con la efedrina, aun así vale la pena examinarla de forma más detallada.

El extracto de naranja amarga se compone de aproximadamente 95% de p-sinefrina y 5% de octopamina del total de componentes protoalcaloides.4 Ambos agentes han mostrado ser activos al receptor beta-3 adrenérgico y tienen poco efecto en el resto de los receptores alfa o beta adrenérgicos. Esto es crítico en relación a los efectos adversos mal informados que se han asociado con la p-sinefrina, pues es la aceleración en la frecuencia cardiaca es causada por la estimulación del receptor beta-1, y el receptor beta-2 se asocia con el aumento en la fuerza de contracción muscular, así como con los temblores.

La polaridad de la p-sinefrina no deja que esta atraviese la barrera hematoencefálica, un filtro que protege al cerebro de químicos dañinos. Esto significa que si se usa en las dosis adecuadas no debería haber efectos en el humor, sueño, alerta u otras funciones cerebrales.

Como el músculo esquelético contiene un pequeño número de receptores beta-3 adrenérgicos y la p-sinefrina puede tener una reacción cruzada con los receptores beta- 2 adrenérgicos, se debe tomar una dosis muy alta para afectar la función del músculo esquelético como en otro tejido igualmente importante, el tejido adiposo marrón. Esta puede ser la razón por la cual el primer estudio que mostró significancia estadística utilizando p-sinefrina usó una dosis más alta de aquella utilizada en estudios previos (100 mg)2.

 

la efedrina LA DESAPARICIÓN DE LA EFEDRINA Y EL SURGIMIENTO DE LA P SINEFRINA photo

 

TERMOGÉNESIS DEL TEJIDO ADIPOSO MARRÓN Y QUEMA DE CALORÍAS

 

La dosis de p-sinefrina comúnmente utilizada es de aproximadamente 50 mg, dos o tres veces al día. Esta dosis ha mostrado aumentar ligeramente la pérdida de peso comparado con un placebo. Al combinar varios productos que contienen p-sinefrina se ha reportado un aumento en el gasto energético (quema de calorías) en un 13%.5 Con el descubrimiento del tejido metabólicamente activo en adultos humanos (grasa marrón) el mecanismo de acción está mucho más claro ahora que hace 10 años. Este tipo de tejido no almacena la grasa adiposa que puedes sentirte debajo de la piel. La grasa marrón está condensada en las mitocondrias, que son los “hornos” de las células.

Cuando se estimulan con el frío, el cuerpo le indica a la grasa marrón que debe comenzar a quemar calorías para mantener una temperatura corporal cómoda; esta señal se transmite a las fibras nerviosas que viajan desde el cerebro directamente a la grasa marrón. Estos nervios liberan nore-pinefrina, la cual activa los receptores beta-3 adrenérgicos localizados en la grasa marrón. La adrenalina (epinefrina) también puede activar este receptor, pero cuando las condiciones provocan la liberación de adrenalina para combatir el frío, se recluta al músculo esquelético y se comienza a titiritar causando la mayor parte de la acción quemadora de calorías.

Muchos se preguntan si otra droga más potente podría ser un activador químico de la grasa marrón, pero en realidad, no. Esto no significa que el cuerpo no aumenta la quema de calorías y la temperatura corporal cuando se es- timula a través de drogas como el clembuterol, efedrina o isoproterenol.7,8 Las personas obesas pueden no responder a la efedrina, pero los sujetos delgados sí.

El clembuterol estimula el receptor beta-3 a pesar de que se le conoce como una droga selectiva beta-2.9 A esto puede deberse
el efecto de pérdida de grasa que se obtiene con su uso. Cuando la adrenalina es liberada en el sistema, el músculo esquelético también es estimulado y como la cantidad de músculo excede a la cantidad de tejido graso marrón, la respuesta del músculo predomina y la grasa marrón se desactiva. Algunos estudios han mostrado que la ingesta aguda de efedrina (28 días en un estudio) no activa la termogénesis de la grasa marrón; se utilizó una dosis de 25 mg por kilogramo de peso corporal (aproximadamente 200 mg).10 Con esas cantidades la mayoría de las personas no puede sentarse recto ni enfocarse; también se observó en el estudio que los sujetos no experimentaron el aumento en la presión sanguínea que tuvieron con la primera dosis. Esto sugiere que ocurrió un efecto regulador, similar al que sucede cuando se toma clembuterol.

 

¿LA PRÓXIMA GRAN NOVEDAD?

 

Con la desaparición de la efedrina y la ausencia de un heredero químico adecuado, la p-sinefrina parece posicionarse como el suplemento favorito para adelgazar. Puede que este ingrediente continúe en el mercado, es un suplemento muy selectivo en su activación de receptores y no tiene efectos adversos significativos. Es un buen ingrediente para agregarse a cualquier fórmula para perder peso, debería ser razonablemente seguro y no perturbar el metabolismo o las regulaciones endocrinas. Debe tomare con precaución y monitorear el contenido de cafeína u otros ingredientes de estas fórmulas (extracto de té verde, yohimbina, etc) pues pudieran surgir efectos adversos.

 

 

Referencias:

1. Shapiro S. The demise of ephedra. Natural Products Insider 2016 March/April;7 pp.

2. Ratamess NA, Bush JA, et al. The effects of supplementation with P-Synephrine alone and in combination with caffeine on resistance exercise performance. J Int Soc Sports Nutr 2015 Sep 17;12:35(11pp).

3. Nutraceuticals World staff. Ephedrine-like drug found in diet/ sports nutrition products. Nutraceuticals World 2016 May:8.

4. Stohs SJ, Preuss HG, et al. A review of the receptor- bingding properties of p-synephrine as related to its pharma- cological effects. Oxid Med Cell Longev 2011:482973(9pp). doi: 10.1155/2011/482973.

5. Stohs SJ, Preuss HG, et al. A review of the human clinical studies involving Citrus aurantium (bitter orange) extract and its primary protoalkaloid p-synephrine.

6. Shara M, Stohs SJ, et al. Cardiovascular safety of oral p-syn- ephrine (Bitter Orange) in healthy subjects: a randomized placebo controlled cros-over clinical trial. Phytother Res 2016;30:842-7.

7. Holloway BR, Howe R, et al. ICI D7114 a novel selective beta- adrenoceptor agonist selective stimulates brown fat and increases whole-body oxygen consumption. Br J Pharmacol 1991;104:97-55.

8. Carey Al, Formosa MF, et al. Ephedrine activates brown adipose tissue in lean but not obese humans. Diabetologia 2013;56:147-55.

9. Puigserver P, Picó C, et al. Effect of selective beta-adreno- ceptor stimulation on UCP synthesis in primary cultures of brown adipocytes.

10. Carey AL, Pajtak R, et al. Chronic ephedrine administration decreases brown adipose tissue activity in a randomised controlled human trial: implications for obesity. Diabetologia 2015;58:1045-54.

 

Comentarios: