ALGUNOS METALES, EL ESTRÉS Y UNA DIETA DEFICIENTE DISMINUYEN LA TESTOSTERONA - USA

ALGUNOS METALES, EL ESTRÉS Y UNA DIETA DEFICIENTE DISMINUYEN LA TESTOSTERONA

  • Por: mdlatino
  • noviembre 8, 2017
  • 0 Comentarios
ALGUNOS METALES, EL ESTRÉS Y UNA DIETA DEFICIENTE DISMINUYEN LA TESTOSTERONA

ALGUNOS METALES, EL ESTRÉS Y UNA DIETA DEFICIENTE DISMINUYEN LA TESTOSTERONA

 

Por Daniel Gwartney, M.D.

Los hombres están expuestos a metales en la dieta y en el ambiente, algunos de los cuales tienen beneficios mientras que otros son nocivos. El zinc, el magnesio y el boro aumentan la testosterona, según los estudios.11-13 El valor relativo de estos micronutrientes no es “promotor” en sí mismo, sino que protege contra las deficiencias que podrían surgir después de dietas restrictivas o estrés físico prolongado. El valor positivo en los estudios surge, en general, por la comparación de grupos alimentados con dietas estructuradas para que sean deficientes o sin suplementos durante estudios físicos prolongados. La evidencia es menos contundente en lo que respecta al boro, ya que muchos datos surgen de estudios en animales y la investigación realizada en humanos es limitada. Por otro lado, algunos metales son dañinos, y la exposición repetida o excesiva puede llevar a una producción menor de testosterona o
a la infertilidad.14

Es vital que aquellos que buscan aumentar la testosterona eviten fuentes que la supriman. Muchos alteradores endocrinos presentes en el agua, en el suelo y en los alimentos pueden reducir la testosterona, tales como el bisfenol A, ftalato, xenoestrógenos, etc.15 Vale la pena mencionar que la dieta es importante en lo que se refiere a mantener una producción óptima de testosterona. El organismo controla de cerca el estado de la energía (calorías disponibles y almacenadas). En un ambiente de poca comida o dieta de baja calidad, el cuerpo se da cuenta que no puede respaldar el crecimiento y “debilita” las señales anabólicas incluyendo las de la testosterona. Los culturistas, luchadores y otros atletas que siguen dietas bajas en calorías notan a menudo una disminución de la testosterona.16-17

Existen datos que sugieren que una dieta baja en proteínas y normal en calorías también perjudica la producción de la misma, pero el aumento del contenido proteico en dietas hipocalóricas no es suficiente para mantener una concentración normal de testosterona.18-19 Aumentar el contenido proteico en una dieta hipocalórica no es garantía de protección contra la pérdida de masa muscular, pero eso se debe a otras vías diferentes a la disponibilidad o la respuesta de la testosterona.20

 

Referencias:

Derouiche A, Jafri A, et al. Effect of argan and olive oil consumption on the hormonal profile of androgens among healthy adult Moroccan men. Nat Prod Commun. 2013;8:51-3.

Liu J, Shimizu K, et al. Anti-androgenic activity of fatty acids. Chem Biodivers. 2009 Apr;6:503- 12.

 

 

Comentarios: