AUMENTO DE LA GRASA VISCERAL POR LA HORMONA DE CRECIMIENTO (GH) - USA

AUMENTO DE LA GRASA VISCERAL POR LA HORMONA DE CRECIMIENTO (GH)

  • Por: mdlatino
  • junio 27, 2018
  • 0 Comentarios
AUMENTO DE LA GRASA VISCERAL POR LA HORMONA DE CRECIMIENTO (GH)

AUMENTO DE LA GRASA VISCERAL POR LA HORMONA DE CRECIMIENTO (GH)

 

POR STEVE BLECHMAN Y THOMAS FAHEY, ED.D

La dosis baja no es la causa La causa del aumento de la grasa visceral en el fisicoculturismo hace tiempo que se atribuye al exceso de hormona del crecimiento y a una mayor resistencia a la insulina y al agrandamiento de los intestinos y otros órganos. Muchos fisicoculturistas recurren a la hormona de crecimiento (GH) para perder más grasa y fomentar una mayor masa corporal magra. Un artículo publicado hace poco en Growth Hormone and IGF- 1 Research (con sujetos de 17 a 20 años) encontró que una investigación con duración de seis semanas, aleatoria, doble ciega y controlada con placebo en donde se hizo un estudio de una dosis baja de GH (se inició con una dosis de 2/ug/kg por día en comparación con un placebo en 15 hombres con obesidad abdominal) disminuyó el tamaño de los adipocitos viscerales, en comparación con el placebo. La idea de que “más es mejor “en lo que respecta a la hormona del crecimiento funciona cuando los culturistas ya no buscan mejorar la composición del organismo, pero “aumentar la dosis “no es la mejor forma de proceder.

Algunos fisicoculturistas recurren a hormonas del crecimiento (GH) para lograr una ventaja competitiva, pero ¿cuáles son estas ventajas? Un estudio reciente publicado en Growth Hormone and IGF-1 Research encontró que la administración de GH conlleva cambios positivos significativos en la composición del organismo, pero no estimula el rendimiento por el ejercicio. La hormona del crecimiento es una droga polémica que combate el envejecimiento. Algunos doctores recetan GH para restablecer la juventud y mejorar la masa muscular magra. Este enfoque puede tener sus desventajas. Una nueva investigación publicada en la revista Journal of Science Advances sugiere que los niveles bajos de GH pueden ayudar a vivir más. El Dr. Nir Narzilai, genetista del Instituto Albert Einstein de Medicina en Nueva York, dijo que “si se quiere vivir más, es bueno mantener bajo el nivel de las hormonas del crecimiento y no tratar de elevarlos” De hecho, una dosis baja de hormona del crecimiento se está probando en un estudio de dos años financiado por el multimillonario dueño de los Dallas Mavericks y presentador de “Shark Tank”, Mark Cuban, en la Universidad de Michigan para salvar las carreras atléticas. La teoría es que la hormona del crecimiento podría ayudar a agilizar la recuperación por lesiones del ligamento cruzado anterior (ACL) que podrían afectar la carrera atlética. Sin embargo, altas dosis de GH usadas por muchos culturistas podrían producir una enfermedad conocida como acromegalia, que consiste en una cantidad excesiva de hormonas del crecimiento en el organismo, lo que causa distensión en los órganos de la mano, en la mandíbula, el hígado, los intestinos y los pies. El abuso de GH por parte de fisicoculturistas podría tener efectos desastrosos, uno de ellos es el denominado grasa visceral GH. El crecimiento del “abdomen GH” consiste en la falla de órganos internos como los intestinos y el hígado que se agrandan y se estiran. La resistencia a la diabetes y a la insulina a menudo se producen por el uso de altas dosis de hormona del crecimiento. Los culturistas a veces manifiestan aumentos cortos de niveles de azúcar en la sangre, lo que posiblemente sugiere un mayor riesgo de diabetes de tipo 2. Cuando hay altas dosis de GH que se combinan con la insulina, en especial con la de acción rápida, la víscera GH empeora y anula los beneficios positivos de las dosis bajas de GH. El tratamiento prolongado con insulina se asocia con el aumento de peso y el almacenamiento de grasa. Lo que es peor, muchas de estas enfermedades causadas por el abuso de altas dosis de GH son irreversibles, como el alargamiento y la deformidad de los rasgos faciales. La forma en V del abdomen desaparece y la reemplaza un abdomen estirado o hinchado. Cuando se suspende la GH, los órganos internos pueden volver a su forma original, pero los cambios faciales y las manos estiradas al igual que los pies, ya son permanentes.

Referencias: GH administration decreases subcutaneous abdominal adipocyte size in men with abdominal obesity. http://www.nbci.nlm.nih.gov/pubmed.28628810.
Res 2017 Aug;35:17-20. doi: 10.1016/j.ghir.2017.06.001.

Comentarios: