BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA? - USA

BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA?

BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA?

 

Mucho se ha dicho de la disminución de la simetría y la estética en el físicoculturismo. Los culturistas de élite tenían líneas olímpicas, similares a las figuras de miguel ángel y otros artistas. Estos semblantes fueron sustituidos gradualmente en los 80 por físicos más exagerados, en muchos casos con barrigas enormes…

POR Daniel Gwartney

INTRODUCCIÓN…

La barriga grande no ha escapado de la atención de los dirigentes de la IFBB, quienes en Abril del 2005 publicaron un mandato que dictó un cambio en el criterio de evaluación.

Recordando el principio fundamental en el que fue creado el deporte del físicoculturismo, la IFBB reafirmó el significado de equilibrio, proporción y atributos clásicos, tales como el tipo “V” y un abdomen plano y musculoso. El mandato no especifica qué pudo haber motivado el cambio en el criterio de evaluación, explica que un abdomen distendido y músculos distorsionados impactan de forma negativa la simetría y la estética natural, perjudicando el físico en general.

Es importante que los fisicoculturistas competitivos entiendan las potenciales causas para que esto aparezca.

La distorsión muscular se refiere a bultos y protuberancias no naturales causados por el uso de compuestos antiinflamatorios como el Nolotil y Sintol. Inyectarse estos compuestos causa que el tejido muscular se hinche en las áreas donde se aplican las inyecciones.

Si se hace apropiadamente, esto puede llevar a que el músculo se agrande significativamente, si no, pueden surgir pequeños bultos, del tamaño de una pelota de golf, en los deltoides o bíceps.

La distención abdominal es algo completamente diferente. Los fanáticos más jóvenes tal vez no estén al tanto de lo que es una apariencia clásica, que personifique la era de oro de este deporte. Antes los físicoculturistas tendían a parecer atletas musculosos y pesados, interpretando graciosamente las imágenes que adornan los templos griegos o las obras de arte de Boris Vallejo. Pero durante la última mitad de la década de los 80 comenzaron a aparecer cambios en el físico de los culturistas profesionales.

Atrás quedaron los días en los que la cintura era estrecha, en su lugar vino una circunferencia abdominal que igualaba las proporciones titánicas del pecho y la espalda. Al momento de la entrega de trofeos, cuando los atletas se abrazan unos a otros, parece un campeonato de sumo. Sin embargo, a diferencia de sus colegas de sumo, los físicoculturistas de hoy continúan siendo extremadamente magros, incluso más que sus antepasados estéticos.

A pesar de las barrigas prodigiosas, la piel es de estos atletas es tan fina y la grasa subcutánea es tan baja que los músculos, venas y tendones, se ven con facilidad. La distensión abdominal de estos físicoculturistas actuales no se debe a gases intestinales, obesidad o el abuso de ciertos movimientos en el levantamiento de las pesas. La barriga que poseen no se debe a obesidad.

Fuera de temporada muchos atletas se relajan y tienden a acumular grasa corporal, algunos al punto de llegar a ponerse obesos, pero este no es un factor que cuente cuando están en las competiciones.

 BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA? photo

CAUSAS DE LA BARRIGOTA

El factor principal que lleva a una barriga inmensa es el abuso de hormona de crecimiento (HC) e insulina. La hormona de crecimiento (HC) se comenzó a usar de forma muy limitada en niños enanos y se extraía del cerebro de cadáveres. A finales de los 80 la HC estaba ampliamente disponible y era usada por atletas en muchos deportes, como el ciclismo y el culturismo. Se descubrió que era muy efectiva en promover la salud de los tejidos conectivos, acelerar la recuperación y reducir la grasa corporal mejorando el crecimiento anabólico.

Como en el caso de muchas drogas, los físicoculturistas aprenden con el ensayo y error sobre como determinar la dosis adecuada de HC para obtener el máximo crecimiento. Durante esa época los trofeos llegaban a las casas de aquéllos que tenían el crecimiento más exagerado. Este sistema de premiación provocó el uso de dosis excesivamente grandes de HC, más de 36 unidades internacionales (ui) al día.

Para los que están familiarizados con el campo de la endocrinología (estudio de las hormonas en el cuerpo) estos efectos no eran inesperados. Crecimiento anormal y desfigurado de las orejas, nariz, mandíbula; cambios en la forma del rostro, agrandamiento de manos, pies y protuberancia en el abdomen, siendo empujado hacia afuera debido al crecimiento de los órganos torácicos (pecho) y abdominal (barriga). Estas características son idénticas a las que experimentan las personas que sufren de acromegalia, causada por tumores producidos por altos niveles de HC de una manera no regulada.

La acromegalia es similar al gigantismo, una enfermedad que comienza en la niñez y que resulta en una estatura extrema y características acromegalias. La diferencia principal es la falta del efecto acromegálico en la estatura, pues los platos de crecimiento en los adultos están fusionados.

gigantismo 300x238 BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA? photo

¿POR QUÉ USAR TANTA HC?

Los primeros culturistas copiaron la dosis que se usaba con niños enanos, quienes eran muy bajos debido a la deficiencia de HC. Estos niños recibían 0,3 mg por kg de peso corporal semanalmente, extrapolando esos números al tamaño de un físicoculturista, estamos hablando de 15-25 ui por día. Algunos físicoculturistas han excedido esos números porque el precio de la HC ha caído con la introducción de la exportación asiática.

Cuando la HC es baja en adultos se notan algunos cambios clínicos incluyendo:

-Obesidad central (cintura)

-Huesos débiles

-Colesterol alto

-Reducción de músculos

-Disminución en la tolerancia a los ejercicios

-Depresión y ansiedad

Esto se soluciona con una terapia de reemplazo de HC, la cual puede usarse de forma segura durante años si el IGF-1 es medido para asegurar que no se está administrando en exceso. El IGF-1 es un factor de crecimiento de proteínas, producido en respuesta a la HC y responsable por muchos efectos anabólicos.

A pesar de que la HC ofrece muchos beneficios, cuando se administra más allá de lo que el cuerpo

puede tolerar, puede inducir cambios acromegálicos y desarrollar el síndrome metabólico, el cual es una colección de factores de riesgo que se relacionan con una mala salud y muerte prematura.

Las características centrales del síndrome metabólico son:

-Obesidad (especialmente abdominal)

-Colesterol y niveles de grasa en la sangre anormales

-Acumulación de grasa en el hígado

-Resistencia a la insulina

-Presión alta

-Diabetes tipo 2 y ataques cardiacos

La inflamación celular también ha sido sugerida como parte del síndrome metabólico.

Las cantidades exageradamente altas de HC usadas por algunos culturistas, los predisponen a los síntomas del síndrome metabólico al interferir con la habilidad del cuerpo de responder a la insulina. Esto lleva a niveles elevados de insulina y azúcar, causando que los adipocitos crezcan, dificultando que se degrade la grasa almacenada.

El efecto liberador de grasa (lipolítico) de la HC parece ser lo suficientemente fuerte como para contrarrestar la resistencia a la insulina de los adipocitos de la capa subcutánea, pero otro importante reservatorio de grasa, la grasa visceral que recubre los órganos abdominales, crece.

Como los depósitos de grasa visceral se agrandan, los cambios fisiológicos que ocurren en el cuerpo hacen que el síndrome metabólico sea más pronunciado, empeore la salud del corazón y promueva enfermedades cardiovasculares.

Estos componen los efectos alteradores del corazón de los esteroides anabólicos y la HC, poniendo en riesgo la salud de muchos físicoculturistas.

Además del efecto de barriga abultada que trae la HC (aumentando el tamaño del corazón, hígado, intestinos y grasa visceral) también está el efecto de la insulina. Estos culturistas no sólo tienen elevados los niveles de insulina por la HC, sino porque se la administran debido a su potente efecto anabólico.

Los culturistas sienten que tomar insulina antes de las comidas, junto a una inyección diaria de HC es la vía para alcanzar un tamaño extremo. De cierta forma tienen razón, pues el tamaño al que llegan es sorprendente.

Desafortunadamente la insulina puede conducir a una reacción hipoglucémica severa, una caída fatal del azúcar en sangre, que lleva al hospital a muchos diabéticos cada año.

anabolic doc 300x270 BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA? photo

EL TAMAÑO QUE SE GANA CON EL USO DE LA INSULINA NO ES MÚSCULO DE CALIDAD…

Sí ocurre un crecimiento muscular, especialmente en presencia de resistencia a la insulina, pero el

contenido de grasa también es alto, así como la retención de líquido. Todos los adipocitos van a crecer en presencia de la insulina, incluyendo la grasa visceral. La grasa visceral es muy difícil de combatir si hay resistencia a la insulina.

Una barriga grande puede verse en el último trimestre del embarazo, no en el escenario de un evento de fisicoculturismo. El uso de altas dosis de HC y IGF-1 ha llevado a una epidemia de al menos tres peligrosos efectos colaterales. La sobredosis de HC puede conducir a:

1) Crecimiento de los órganos del pecho y el abdomen, causando el look barriga “HC” y aumento al riesgo de fallas cardiacas

2) Desfiguración facial y crecimiento anormal de las manos

3) Síntomas del síndrome metabólico (enfermedades vasculares, diabetes, presión alta). Agregarle insulina al arsenal químico aumenta muchos de los riesgos, promueve el crecimiento de la grasa visceral, aumenta la retención de líquido y expone a los culturistas a eventos de hipoglicemia potencialmente fatales. No hay espacio para la insulina en la vida de un físicoculturista saludable.

La HC está siendo usada con muchos beneficios por una gran cantidad de personas, incluyendo deportistas. Muchos de sus beneficios pueden experimentarse usando dosis moderadas de una a cinco ui por día, seis veces a la semana. Es importante monitorear el IGF-1 para asegurase de que el cuerpo no está sobreexpuesto a la HC, pues las necesidades de cada persona son individualizadas y pueden variar con el pasar del tiempo.

Los beneficios de sanación del tejido conectivo, movilización de la grasa y aumento de los efectos anabólicos se pueden experimentar con dosis más racionales.

serge nubreth BARRIGA GRANDE, BARRIGA DE ¿FÍSICOCULTURISTA? photo

Referencias:

-Manion J. IFBB Symmetry Aesthetics Mandate, 13 de Abril de 2005.

-Llewellyn W. Nolotil (metamizol). Anabolics, 2005 Body of Science Publishing, Jupiter, Fl, 2005; 323.

-Llewellyn W. Synthol. Anabolics, 2005 Body of Science Publishing, Jupiter, Fl; 2005; 324.

-Wallejo D. Dreams: The art f Boris Vallejo. Thunder´s Mouth Press, ISBN 1560252804;1999.

-Dickerman RD, Smith A, et al. Umbilical and bilateral inguinal hernias in veteran powerlifters: it is a pressure overload syndrome? Clin J Sport Med 2004; Mar; 14(2):95-6.

-Preece MA. Diagnosis and treatment of children with growth hormone deficiency. Clin Endocrinol Metab 1982; Mar; 11(1):1-24.

-Jenkis D, Stewart PM. Advances in medical therapy for pituitary disease: treating patients with GH excess and deficiency. J Clin Pharm Ther 1993; Jun; 18(3):155-63.

-Bidlingmaier, M, Wu Z, ert al. Doping with GH. J Pediatr Endocrinol Metab 2001; Sep-Oct; 14(8):1077-83.

-Doessing S, Kjaer M. Growth hormone and connective tissue in exercise. Scand J Med Sci Sports 2005; Aug; 15(4):202-10.

Comentarios: