¿CÓMO DEBERÍA USARSE LA TESTOSTERONA? - USA

¿CÓMO DEBERÍA USARSE LA TESTOSTERONA?

  • Por: mdlatino
  • abril 16, 2018
  • 0 Comentarios
¿CÓMO DEBERÍA USARSE LA TESTOSTERONA?

¿CÓMO DEBERÍA USARSE LA TESTOSTERONA?

 

Por Daniel Gwartney, M.D.

Esto deja una última pregunta antes de comenzar cualquier estudio que búsqueda de los beneficios de esta terapia: ¿Cómo debería usarse? Los efectos a corto plazo son variables y no llegan a un nivel de significancia. Suministrar “suficiente” testosterona para evitar enfermedades es diferente de ofrecer beneficios, a pesar de que ambas cosas no son exclusivas. Ciertamente, ninguna prueba puede administrar una dosis de medicamento que causa predeciblemente efectos adversos. Sin embargo, es igualmente inapropiado administrar una dosis muy baja para luego decir que no hubo ningún efecto.

La ciencia del fisicoculturismo está llena de experiencia práctica, según una gran encuesta realizada con hombres usuarios de AAS, la mayoría de ellos se la autoadministraban y no recibieron prescripción de terapia de testosterona, la dosis que se reportó más comúnmente fue de 400-600 ml por semana de éster de testosterona o su equivalente.12 Estos hombres escogieron una dosis que aportaba beneficios concretos y estuvieron por debajo de una concentración donde aparecieran efectos negativos. La “selección natural” de este rango de dosis se apoya en investigaciones que muestran que dosis de 300-600 miligramos de enantato de testosterona a la semana aumenta la masa muscular tanto en hombres jóvenes como mayores, sin efectos adversos significativos en los jóvenes.13,14 Los hombres mayores parecen ser más susceptibles al aumento en los hematocritos (porcentaje de sangre compuesta por glóbulos rojos), pero esto es algo que puede controlarse fácilmente. Dosis más altas que estas afectan los tejidos y sistemas de forma negativa, incluyendo: hipertrofia cardiaca, hipertensión, miocarditis, fibrosis, etc.

Sin embargo, los datos disponibles relacionados con la testosterona como se prescribe actualmente, son de aproximadamente un tercio en forma inyectable y dos tercios tópica. Las dosis deben seguir directrices conservadoras, 100-125 miligramos de éster de testosterona por semana o menos. Con esto en mente, consideremos los hallazgos de un meta análisis sobre los efectos de la terapia de testosterona en la composición corporal en hombres.15 Se compararon 50 estudios con más de 5.000 hombres, no se percibieron efectos significativos en el peso corporal, IMC o circunferencia de la cintura. Esto podría sugerir inicialmente que la testosterona es inútil, pero cuando se examinó la composición corporal y no el peso total, fue determinado que la masa grasa se redujo significativamente y la masa muscular aumentó también de forma significativa. El viejo dicho de que “puedes adelgazar y ganar masa muscular al mismo tiempo” usualmente es un truco de marketing, pero con la terapia de testosterona es una realidad. Los niveles de azúcar en la sangre y la resistencia a la insulina se redujeron; esto es un marcador de salud metabólica, y es el objetivo de muchas drogas desarrolladas o que están siendo desarrolladas para tratar la obesidad, diabetes tipo 2, pre diabetes y síndrome metabólico, incluso enfermedades cardiovasculares e inflamatorias.

 

MEJORES BENEFICIOS PARA HOMBRES JÓVENES

Ahora, se podría pensar “bueno, esto solo fun- ciona en hombres mayores con baja testosterona”. Sin embargo, el meta análisis reveló que el efecto en el azúcar en la sangre fue más pronunciado en hombres JÓVENES y aquellos con síndrome metabólico. Los hombres mayores con baja testosterona mostraron una reducción más vigorosa en el colesterol total y triglicéridos, sin efectos en el colesterol HDL (el bueno). Estos marcadores son sustitutos, pero considera que las estatinas son unas de las drogas más vendidas en el mercado.

Estos hallazgos pueden sorprender un poco a los fisicoculturistas, quienes han percibo que no solo es posible desarrollar un físico magro y muscular, sino que esto puede hacerse más fácilmente con el uso de testosterona suprafisiológica. Como se observó en el estudio anteriormente mencionado, la mayoría de los hombres ha descubierto que una dosis de entre 400 y 600 ml de testosterona por semana, ofrece beneficios con poca incidencia si son personas sanas (sin historia de enfermedades cardiovasculares, trastornos de coagulación, problemas de personalidad, etc). Hombres que han tomado suplementación de testosterona durante años han mostrado buena adherencia y respuesta clínica prometedora.

 

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

En la batalla contra la obesidad y problemas metabólicos en EEUU, ¿qué tan relevantes son los hallazgos de este meta análisis? Considera el éxito de las drogas y terapias aprobadas para adelgazar, bien descritos en el meta análisis.15 Intervenir en el estilo de vida (dieta, ejercicio y consejería) resulta en un 2.5% de disminución en el peso corporal en un periodo de 12 meses pero con una tasa de deserción muy alta. Numerosos productos para adelgazar han aparecido y luego han sido retirados del mercado después de la aparición de efectos adversos dañinos e incluso mortales. Las drogas actualmente disponibles tienen una efectividad modesta, solo se pierden un par de kilos. El último medicamento para adelgazar aprobado en EEUU ha sido rechazado en otros países. Obviamente las drogas para adelgazar aceptadas en otros países han mostrado que también tienen problemas de seguridad, como sucedió con el Rimonabant, un antagonista del receptor cannabinoide.

Una revisión de estudios sobre intervenciones dietéticas y médicas reveló una disminución en la circunferencia de la cintura de alrededor 3 cm. Comparemos eso con los resultados de dos series que mostraron una reducción de la cintura de más de 11 cm y pérdida de peso de más de 15%.

 

PEL DE LA TESTOSTERONA PARA MEJORAR LA COMPOSICIÓN CORPORAL

Está claro que la preponderancia de evidencia y experiencia apoya el papel de la testosterona en mejorar la composición corporal. No solo en fisicoculturistas jovenes que usan dosis suprafisiológicas, sino también en hombres que sufren de una serie de trastornos metabólicos comunes. Es posible que el número de hombres adultos mayores de 30 años que podrían beneficiarse con la terapia de testosterona puede estar a la par de aquellos cuya salud no se ha adulterado por el estilo de vida, disruptores endocrinos ambientales, efectos secundarios farmacéuticos, entre otras causas.

Ya es hora de que se realice un estudio clínico a largo plazo, diseñado para revelar los BENEFICIOS así como los riesgos potenciales de la testosterona. En vez de observar lo que les conviene a las compañías farmacéuticas, deberían buscarse formas de administración óptima y efectividad en relación al costo, y no usar el diseño para querer vender fórmulas patentadas (y muy costosas).

Desafortunadamente, la historia muestra que al paciente siempre se le “desinforma” diciéndole que “la testosterona no mejora la composición corporal”, como sucedió en los años 70 y 80.

 

REFERENCIAS:

9. Baillargeon J, Urban RJ, et al. Risk of myocardial infarction in older men receiving testosterone therapy. Ann Pharmacother 2014;48:1138-44.

10. Borst SE, Yarrow JF. Injection of Testosterone May be Safer and More e ective than Transdermal Administration for combating Loss of Muscle and Bone in Older Men. Am J Physiol Endocrinol Metab 2015 Apr 21. [Epub, ahead of print]

11. Tracz MJ, Sideras K, et al. Testosterone use in men and its e ects on bone health. A systematic review and meta analysis of randomized placebo-controlled trials. J Clin Endocrin Metab 2006;91: 2011-16.

12. Cohen J, Collins R, et al. A league of their own: demographics, motivations and pa erns of use of 1,955 male adult non-medical anabolic steroid users in the United States. J Int Soc Sports Nutr 2007 Oct 11;4:12(14 pp).

13. Bhasin S, Woodhouse L, et al. Testosterone doseresponse relationships in healthy young men. Am J Physiol Endocrinol Metab 2001;281:E1172-81.

14. Bhasin S, Woodhouse L, et al. Older men are as responsive as young men to the anabolic e ects of graded doses of testosterone on the skeletal muscle. J Clin Endocrinol Metab 2005;90:678-88.

15. Corona G, Giagulli VA, et al. THERAPY OF ENDOCRINE DISEASE: Testosterone supplementation and body composition: results from a meta-analysis study. Eur J Endocrinol 2015 Nov 4. pii: EJE-15-0262. [Epub, ahead of print]

 

 

Comentarios: