CONOCEMOS MÁS PROMOTORES DE TESTOSTERONA - USA

CONOCEMOS MÁS PROMOTORES DE TESTOSTERONA

  • Por: mdlatino
  • diciembre 14, 2017
  • 0 Comentarios
CONOCEMOS MÁS PROMOTORES DE TESTOSTERONA

CONOCEMOS MÁS PROMOTORES DE TESTOSTERONA

 

POR DANIEL GWARTNEY, MD

 

Otros “promotores de testosterona” que se han informado recientemente son el ácido D-aspártico (DDA), el aceite de oliva extra virgen (AOEV) y la vitamina D.

El DAA es similar al aminoácido ácido L-aspártico, pero “rotado”, lo que hace que no esté disponible para la formación de proteínas. El DAA se crea en las células nerviosas y se libera como neurotransmisor en ciertos tejidos como los implicados en la producción de testosterona. Hay muchas investigaciones en formas de vida inferiores (ej., reptiles, roedores), pero hay un estudio que reveló que el DAA aumentó de 30 a 40 por ciento en humanos.21 Estos datos escondían el hecho de que los hombres tenían concentración de testosterona al límite antes de recibir el suplemento. Las encuestas de marketing arrojaban respuestas variadas provenientes de consumidores de suplementos deportivos, algunas informaban beneficios subjetivos mientras que otras no informaban cambios ni efectos. Los hallazgos de pruebas independientes determinaron que el DAA no era “estimulador” sino regulador. El DAA elevó la testosterona baja, pero redujo la testosterona de nivel alto a normal, lo cual se confirmó en un estudio publicado en 2013.22 Es posible que el DAA sea “promotor de la testosterona” en hombres con niveles bajos pero que tenga un efecto contrario en aquellos con una concentración alta de la hormona. El aceite de oliva es alto en ácido oleico y polifenoles, en especial el extra virgen. Más conocido por sus beneficios cardiovasculares y por oxidarse más rápido (quemarse para calorías) que cualquier otro ácido graso nutricional. Hace poco se informó que el AOEV aumenta la testosterona y el LH (hormona luteinizante). El estudio observó a hombres jóvenes y saludables que habían consumido mantequilla antes de las mediciones. Después ingirieron AOEV o aceite de argán (también rico en ácido oleico) durante tres semanas. La testosterona aumentó casi 20 por ciento con el aceite, junto con un aumento concomitante de LH.23. Es posible que la propiedad “promotora” de la testosterona por los aceites se deba a los antioxidantes, pero el efecto principal puede ser la inhibición de la enzima 5-alfa reductasa que convierte la testosterona en DHT.24

La vitamina D (D3) no es solo eso, sino que es una hor- mona que influye en una gran variedad de tejidos, no solo en el óseo. Los dermatólogos son directos con respecto a evitar exponerse al sol, pero la dieta de los estadounidenses no con- tribuye a mantener una concen- tración óptima de vitamina D, por este motivo, la deficiencia o in- suficiencia de D3 es muy común, en especial en personas obesas o de tez morena.25 Debido a que los receptores de D3 están presentes en el tejido gonadal, no debería sorprender que los niveles de vitamina D afecten la testosterona. Es interesante destacar que la D3 se crea en las células de Leydig, en donde se produce la testosterona. Algunas personas presentan deficiencia de testosterona y D3, lo cual podría significar una disfunción de las células de Leydig. No es seguro si los suplementos de D3 pueden corregir a este grupo de personas. Sin embargo, en una población general de hombres sanos con sobrepeso, los que recibieron 3.332 IU de D3 diarios durante un año tuvieron un aumento de testosterona de casi 25 por ciento en comparación con el grupo de control que no recibió dicha vitamina.26 Estos hombres tenían bajos niveles de D3 al comienzo del estudio que aumentó a concentraciones óptimas después de los suplementos.

 

NO SABOTEAR LA PRODUCCIÓN NATURAL

Hay casi 100 productos más que dicen tener un efecto “promotor de testosterona”. A pesar de que los hombres con un nivel bajo o normal pueden beneficiarse no es lo mismo para hombres saludables y jóvenes con una concentración superior de testosterona. Es probable que los levantadores y atletas que consumen AAS vean los efectos en las últimas etapas de la recuperación post-ciclo. Los atletas que se someten a entrenamientos prolongados y agotadores podrían llegar a observar algún efecto positivo, siempre que mantengan una producción normal de testosterona ante situaciones de estrés. La falta de una dieta adecuada en minerales, calorías y proteínas afecta la producción de testosterona como así también la falta de sueño o el entrenamiento excesivo. Antes de buscar maneras de aumentar la testosterona, primero hay que mirar si no se está saboteando la propia producción natural.

 

REFERENCIAS:

Ahtiainen JP, Pakarinen A, et al. Acute hormonal responses
to heavy resistance exercise in strength athletes versus non athletes. Can J Appl Physiol. 2004;29:527-43

Bhasin S, Travison TG, et al. Effect of testosterone supplementation with and without a dual 5α-reductase inhibitor on fat-free mass in men with suppressed testosterone production: a randomized controlled trial. JAMA. 2012;307:931-9.

Broeder CE1, Quindry J,The Andro Project: physiological and hormonal influences of androstenedione supplementation in men 35 to 65 years old participating in a high-intensity resistance training program. Arch Intern Med. 2000;160:3093-104.

Wollein U, Eisenreich W, et al.Identification of novel sildenafilanalogues in an adulterated herbal food supplement. J Pharm Biomed Anal. 2011;56:705-12

Park SJ, Kim TS, et al. hCG- induced endoplasmic reticulum stress triggers apoptosis and reduces steroidogenic enzyme expression through activating transcription factor 6 in Leydig cells of the testis.J Mol Endocri- nol. 2013; 50:151-66.

 

Comentarios: