CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA

CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA

  • Por: MD Latino
  • abril 14, 2014
  • 0 Comentarios
CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA

 

flex wheeler0 CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA photo

 

POR Flex Wheeler

 

Es cierto que en los noventa la mentalidad de “gurú” no era prevaleciente, pero eso no quiere decir que no existiera, en mi era y un poco después, los físicoculturistas eran mentores unos de otros y compartían información.

 

Con la evolución del deporte apareció la necesidad de los entrenadores, y ¿por qué no? Los equipos de la NFL, NBA y MLB tienen entrenadores, un equipo completo de entrenadores para ser exactos; se podría argumentar que el físicoculturismo es un deporte individual y que por eso el atleta no necesita entrenadores, eso es ridículo, cada atleta en los juegos olímpicos, sea un deporte individual o en grupo, tiene el beneficio de tener un coach de primera categoría para mejorar las habilidades del atleta y ayudarlo a obtener la medalla de oro para su país.

 

Existe la imagen idealizada del campeón culturista como un hombre solitario, un individuo robusto y valiente como Rocky, ¡pero incluso Rocky tenía a Mickey! Antes de yo ser físicoculturista, competía en artes marciales, en esa época mi entrenador era un hombre llamado Ty Maguire y fue quien me ayudó a ser un mejor luchador, mucho más de lo que hubiera sido por mí mismo; era como un caballo con gríngolas, cada vez que tenía una lucha, mi visión se  concentraba sólo en lo que mi entrenador me decía y me preparaba para ganar. Por eso me convertí en un físicoculturista con una mentalidad diferente, busqué a los mejores entrenadores que podrían ayudarme a dar lo mejor de mí y a llevarme a otro nivel.

 

Comencé a entrenar en el Gold´s Gym en Venice con el gran Charles Glass, él me llevó más allá de mis límites y pude ganar el USA en el Verano del 92 (Joe Mc Neal me ayudó con la dieta para esa competencia) y una serie de eventos Pro que comenzaron la Primavera siguiente. Neal Spruce me enseñó todo lo que sé sobre nutrición y me dio una guía sobre cómo conducir mi carrera como profesional y empresario en el deporte.

 

flex wheeler CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA photo

 

Hice mi propia dieta para la Primavera 1993 cuando gané el Arnold Classic, el Pro Iron Man y varios Grand Prix en Europa. Un par de años más tarde comencé a trabajar con Chad Nicholls como mi coach para la dieta y lo que me gustó de él fue la forma como me hizo prestarle atención a las diferentes comidas y cantidades, cómo me hacían verme y sentirme, pues él no podía estar conmigo las 24 horas del día, los siete días a la semana.

 

Lo que sí me molesta es que el gurú se lleve todo el crédito por el éxito de su cliente, estos tipos  fueron tremendos atletas con una genética superdotada. ¿Quieres impresionarme? Toma cualquier culturista promedio y hazlo un excelente Pro, entonces sí me inclinaré ante ti.

 

Un entrenador puede decirte lo que tienes que hacer, pero de ti depende hacerlo o no. Eres tú el que debe hacer la repetición extra cuando cada célula de tu cuerpo te pide que pares, eres tú el que tiene que hacer una hora de cardio a la media noche cuando estás exhausto y no puedes ni estar de pie, eres tú el que tiene que comer las mismas calorías que cuando tenías 10 años, con la excepción de que ahora pesas 120 kilos.

 

No tiene nada de malo contratar un entrenador, para mí es algo muy lógico, pero aléjate de aquéllos que te hacen pensar que no serías nada sin ellos. Síganme en Twitter como @Flexwheeler.

 

flex wheeler3 CREO EN LOS ENTRENADORES, PERO ALÉJATE DE AQUÉLLOS QUE PIENSAN QUE SERÍAS NADA SIN SU AYUDA photo

Comentarios: