DEXTER JACKSON: CUANDO UNA LESIÓN ES UNA BENDICIÓN ESCONDIDA - USA

DEXTER JACKSON: CUANDO UNA LESIÓN ES UNA BENDICIÓN ESCONDIDA

  • Por: mdlatino
  • marzo 23, 2018
  • 0 Comentarios
DEXTER JACKSON: CUANDO UNA LESIÓN ES UNA BENDICIÓN ESCONDIDA

DEXTER JACKSON: CUANDO UNA LESIÓN ES UNA BENDICIÓN ESCONDIDA

 

Tengo un dolor bastante fuerte en el hombro derecho que sospecho que debe ser un manguito rotador desgarrado. Empecé un nuevo trabajo y no voy a tener seguro médico hasta dentro de un par de meses. Cuando tenga, me voy a hacer una resonancia magnética. Mientras tanto, no puedo hacer ningún tipo de prensa pesada para el pecho ni los hombros. Lo que estoy haciendo en este momento es completar todos los movimientos laterales antes de las prensas los días que me toca hombro y hago ejercicios de crucifijo y de cable cruzado antes de la prensa de pecho. Los bombeos son intensos y los hombros, al igual que el pecho, me están empezando a doler, pero me pregunto si estoy logrando alguna estimulación muscular al presionar las pesas de una manera lenta. Por ejemplo, ponía tres platos de cada lado de la máquina de prensa martillo para fuerza de hombros, pero en estos días solo es 45 y 25. ¿Qué te parece?

Si alguien está empezando o está entrenando sin límites como los que podría traer una lesión, diría que entrenen lo más pesado que puedan para agregar masa. Pero este no es el caso ya que no puedes levantar mucho peso. ¿Eso significa que tienes que dejar de entrenar? Por supuesto que no. Estás haciendo lo mejor que puedes y tratando de encontrar la manera de que la intensidad del entrenamiento siga siendo alta sin usar tanto peso. Por lo que me dices, parece que vas bien con el estilo de entrenamiento prefatiga para el pecho y los hombros.

Otra cosa para tener en cuenta es que la forma y la conexión mente-músculo podrían ser mejor ahora que antes. A menudo, los atletas sacrifican ambas cosas para poder usar más peso y no se dan cuenta. Esto tendría que hacerte sentir mejor. Hace unos años, las rodillas me daban muchos problemas y el dolor que tenía era casi constante. No había forma de que pudiera entrenar los cuádriceps de manera pesada. Charles Glass me hizo usar menos peso y llegar a la prefatiga con los cuáds mediante extensiones, junto con una cantidad mayor de repeticiones en la prensa de piernas, en la máquina de hack y máquina de sentadillas. ¿Te parece que mis cuáds se achicaron debido a eso? ¡Pensé que sí, pero crecieron! De hecho, me decían que la curva de las sentadillas por fin había mejorado después de haber sido insignificante durante gran parte de mi carrera. Por eso, esta lesión que tienes en realidad, podría ser una bendición enmascarada.

 

 

Comentarios: