DIETAS ALTAS EN PROTEÍNAS ACTIVAN LA PRODUCCIÓN DE LA HORMONA ANABÓLICA IGF-1 - USA