DORIAN: LA VERDADERA DROGA PARA LA PÉRDIDA DE PESO (PARTE 1) - USA

DORIAN: LA VERDADERA DROGA PARA LA PÉRDIDA DE PESO (PARTE 1)

  • Por: mdlatino
  • septiembre 26, 2017
  • 0 Comentarios
DORIAN: LA VERDADERA DROGA PARA LA PÉRDIDA DE PESO (PARTE 1)

DORIAN: LA VERDADERA DROGA PARA LA PÉRDIDA DE PESO (PARTE 1)

 

Por Daniel Gwartney, MD

Si bien ya no es creíble que los profesionales recurren a sus dotes naturales y al trabajo arduo como los únicos factores para crear esos físicos increíbles, hay todavía una sensación de magia con respecto a cómo se originan esas obras de arte vivientes. De manera muy similar a esa escena famosa del “Mago de Oz”, Dorian Yates, seis veces ganador del Olympia nos permite dar una mirada “tras las bambalinas” del fisicoculturismo profesional. A pesar de que los pormenores todavía no se saben muy bien, los detalles obtenidos son reveladores.

YATES HA COMPARTIDO MUCHAS DE LAS HERRAMIENTAS UTILIZADAS POR ÉL PARA LOGRAR UN FÍSICO CON MUY POCA GRASA CORPORAL, Y LO MÁS ASOMBROSO ES QUE LO LOGRÓ Y A SU VEZ, PUDO MANTENER UNA CANTIDAD SUPERIOR DE MASA MAGRA EN COMPARACIÓN CON LA MAYORÍA DE SUS CONTRINCANTES. LO QUE SIGUE SE BASA EN LOS COMENTARIOS DE YATES, PERO SIN CONTAR CON SU RESPALDO.

 

TRABAJO ARDUO, DEDICACIÓN Y GENÉTICA

Primero, es vital destacar que es arriesgado usar drogas sin la supervisión de un médico calificado. Si bien el riesgo es controlable, esas drogas son potentes y pueden tener efectos adversos. Además, es ilícito obtener estas sustancias por otros medios que no sean farmacias habilitadas en los Estados Unidos. Algunas ni siquiera se consiguen en las farmacias.

Segundo, a pesar de que el tema de las drogas que mejoran
el físico es un tema del cual ‘es mejor no hablar”, sería poco
el beneficio de este presunto panel de drogas sin brindar las condiciones adecuadas. No es raro, que la gente “normal” (incluyendo los fans de culturismo) hagan gestos que denotan “la ingesta de pastillas” o inyecciones a espaldas de los fisicoculturistas profesionales. No es inmerecido, pero muchos pros seguirían siendo diferentes a las personas “normales’ por su genética, disciplina y
su extrema ética profesional. Por eso, no hay que olvidar que las drogas que se describen a continuación funcionan para atletas profesionales como Yates porque ellos cuentan con:

El deseo necesario de lograr la excelencia o el reconocimiento

La predisposición a aceptar el riesgo de los efectos adversos, daños graves o hasta mortales en pos de su actividad (al igual que muchos atletas de elite)

Suficiente fuerza de voluntad para mantener una vida de sacrifico y dolor.

Dotes físicas por las cuales pueden lograr un nivel de entrenamiento al que no llega la mayoría.

Genética que responde a las condiciones que crean.

Recursos mediante los cuales acceden a establecimientos para entrenar, sustancias y asesoramiento nutricional con el fin de lograr sus objetivos.

Un nivel de concienciación que les permite reconocer con rapidez el momento en que las cosas “no funcionan bien”.

 

DORIAN yates DORIAN: LA VERDADERA DROGA PARA LA PÉRDIDA DE PESO (PARTE 1) photo

 

FÍSICO MAGRO Y SECO

El régimen de drogas previo a una competencia que describe Yates fomenta considerablemente un físico magro y seco. A diferencia de los básicos fuera de temporada que consisten en una dosis relativamente alta de testosterona y esteres de nandrolona además de Dianabol diario, Yates elige diferentes esteroides anabólicos androgénicos (AAS) durante la fase previa a una competencia. Hay que tener en cuenta que continúa el consumo de testosterona, pero disminuye la dosis a 300 miligramos por semana. Esta dosis coincide con la del umbral mínimo necesario para promover hipertrofia muscular en adultos jóvenes.1

Yates no mencionó el uso de inhibidores de aromatasa, Novaldex era el que más prevalecía en ese momento, pero es probable que haya reducido la dosis de testosterona a la dosis mínima con capacidad de lograr sus objetivos y que haya interrumpido el Deca (nandrolona) y Dianabol para minimizar la presencia de esteroides aromatizables (testosterona y Dianabol), además de la estimulación iatrogénica y progestínica provocada por la nandrolona.

La retención de líquido es también un factor con estos tres AAS fuera de temporada.2,3. Los otros dos AAS inyectables usados durante esta fase precompetencia incluyen Parabolan y Primobolan, dos AAS no aromatizables muy conocidos por su capacidad de producir un físico “seco”.4 El uso de AAS sumamente androgénicos coinciden con las observaciones informadas de que los AAS con
una gran afinidad por el receptor androgénico también actúan sobre las células precursoras que reducen la formación de nuevas células grasas (adipogénesis) y disminuyen el efecto de estrógenos en las células grasas existentes que promueven la acumulación adisposa.5

La trembolona, un esteroide presente en el Parabolan, es capaz de promover la pérdida de grasa a pesar de ser un sustrato de la reductasa 5-alfa (lo que significa que no se convierte en
un super androgénico como la testosterona que se convierte en DHT); la afinidad de la trembolona por el androgénico receptor es tres veces mayor en comparación con la testosterona.6,7 Primobolan es un AAS para “corte” muy apreciado, supuestamente porque no aromatiza.

Anavar (oxandrolona) era el único AAS oral usado por Yates durante la fase precompetencia. La oxandrolona es considerada como un AAS “moderado”, pero tiende a causar tensión en el hígado al igual que otros 17 esteroides orales alfa alquilados. Es notable que haya varios estudios que sostienen que la oxandrolona disminuye la grasa abdominal en dosis inferiores a 20 miligramos inclusive; Yates informó que tomaba 50 miligramos diarios.8,9. Un mecanismo propuesto involucra una mayor oxidación de ácido graso (consumidor de grasa) en el hígado y como consecuencia, un aumento de la producción de cetona.10

 

CONTINUARÁ…..

 

Referencias:

1. Sinha-Hikim I, Artaza J, et al. Testosterone-induced increase in muscle size in healthy young men is associated with muscle fiber hypertrophy. Am J Physiol Endocrinol Metab 2002;283:E154-64.

2. Yule AG, Macfive J, et al. The effect of an anabolic steroid on body composition in patients receiving intravenous nutrition. Aust N ZJ Surg 1981;51:280-4

3. Freed DL, Banks AJ; Longson D, et al. Anabolic steroids in athletics: crossover double-blind trial on weightlifters. Br Med J 1975;2:471-3.

4. Vernon BG, Buttery PJ. The effect of trenbolone acetate with time on the various responses of protein synthesis of the rat. Br J Nutr 1978;40:563-72.

5. Gupta V, Bhasin S, et al. Effects of dihydrotestosterone on differentiation proliferation and differentiation of human mesenchymal stem cells and preadipocytes. 2008;296:32-40.

6. Yarrow JF, Conover CF, et al. 17beta-Hydroxyestra-4,9,11- trien-3-one (trenbolone) exhibits tissue selective anabolic activity: effects on muscle, bone, adiposity, hemoglobin, and prostate. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2011;300:E650-60.

7. Yarrow JF, McCoy SC, et al Tissue selectivity and potential clinical applications of trenbolone (17beta- hydroxyestra-4,9,11-trien-3-one): A potent anabolic steroid with reduced androgenic and estrogenic activity. Steroids. 2010;75:377-89.

8. Schroeder ET, Zheng L, et al. Effects of androgen therapy on adipose tissue and metabolism in older men. J Clin Endocrinol Metab. 2004;89:4863-72.

9. Lovejoy JC, Bray GA, et al. Oral anabolic steroid treatment, but not parenteral androgen treatment, decreases abdominal fat in obese, older men. Int J Obes Relat Metab Disord. 1995;19:614,24.

 

 

 

Comentarios: