EL BICARBONATO TIENE UNA INFLUENCIA POSITIVA EN EL PERFORMANCE MUSCULAR - USA

EL BICARBONATO TIENE UNA INFLUENCIA POSITIVA EN EL PERFORMANCE MUSCULAR

EL BICARBONATO TIENE UNA INFLUENCIA POSITIVA EN EL PERFORMANCE MUSCULAR

EL BICARBONATO TIENE UNA INFLUENCIA POSITIVA EN EL PERFORMANCE MUSCULAR

 

POR MICHAEL RUDOLPH SENIOR SCIENCE EDITOR

El bicarbonato es uno de los reguladores químicos extracelulares más importantes, atenuando la gran mayoría de los ácidos liberados en la sangre durante ejercicios intensos. El bicarbonato también contribuye con la regulación intracelular al aumentar el pH extracelular, lo cual promueve la difusión de ácido láctico fuera de las células musculares, reduciendo la acidez intracelular. Aunque el bicarbonato es un agente regulador natural, las reservas normales de bicarbonato en el cuerpo son relativamente pequeñas. Por lo tanto, para mejorar el desempeño los investigadores han buscado optimizar el sistema de bicarbonato aumentando los bajos niveles del mismo a través de la suplementación.

Estudios actuales han mostrado que el consumo de bicarbonato mejora el desempeño en ejercicios de intensidad casi máxima que duran entre 1 y 7 minutos. Como la mayoría de los ejercicios con pesas se realizan a alta intensidad en periodos de tiempo más cortos, se pensaba que la suplementación con bicarbonato no influenciaría de forma positiva el crecimiento muscular. Sin embargo, otro estudio mostró que el ejercicio de resistencia diseñado para estimular la hipertrofia muscular también se beneficia con el consumo de bicarbonato pues este tipo de entrenamiento aumenta la acidez muscular que puede regularse con el bicarbonato y de esa forma mejorar el desempeño.

En el estudio anterior, 12 participantes ingirieron 0.3 gramos de bicarbonato de sodio por kilogramo de peso corporal. El protocolo consistía en 4 series de 10 a 12 repeticiones de diferentes ejercicios de piernas con carga máxima y cortos periodos de descanso entre series para maximizar la producción de ácido láctico. El desempeño del ejercicio se determinó por el total de repeticiones donde el grupo suplementado con bicarbonato de sodio completó un número considerablemente mayor de repeticiones que el grupo que recibió un placebo.

A pesar de que el bicarbonato de sodio tiene una influencia positiva en el performance muscular, su uso viene acompañado de algunos efectos secundarios que incluyen nauseas, vómito y diarrea. Estos efectos negativos se deben principalmente a la gran cantidad de bicarbonato necesaria para provocar un efecto ergogénico (30 gramos por día para una persona de 100 kg). Cantidades inferiores de bicarbonato no muestran signos de mejora en el desempeño cuando se toma por sí solo, pero cabe pensar que la capacidad reguladora obtenida con niveles bajos de bicarbonato podría ser más efectiva si se consume con carnosina. Esto se debe a que el consumo simultáneo regula el ácido láctico en la célula muscular; lo que como consecuencia, reduce el eflujo de ácido láctico de esas células. La baja cantidad de ácido láctico fuera de las células musculares, producto del consumo de carnosina debería regularse por los bajos niveles de bicarbonato. De ser cierto, esto reduciría la cantidad de bicarbonato necesaria para una regulación efectiva, mitigando los efectos adversos del consumo de grandes cantidades de bicarbonato y al mismo tiempo, permitiendo una capacidad reguladora mayor, debido a las funciones complementarias de estos dos componentes. Para investigar esa posibilidad, dos estudios recientes 19,20 observaron el uso de bicarbonato o beta alanina por sí solos o en combinación. Se mostró que ingerirlos al mismo tiempo tiene un fuerte efecto aditivo en la acidez muscular y el desempeño de ejercicios.

 

Durante la mayor parte de su carrera Michael Rudolph ha estado en el mundo del ejercicio como atleta (jugó fútbol americano en la Universidad Hofstra), entrenador personal y científico investigador (posee una licenciatura en Ciencias Deportivas de la Universidad de Hofstra y un PhD en Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Stony Brook). Después de obtener su PhD, Michael investigó la biología molecular del ejercicio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y de Columbia durante 8 años. Esta investigación contribuyó a entender la función e importancia del sensor de energía celular AMPK – llevando a numerosas publicaciones en prestigiosas revistas incluyendo la revista Nature. Michael actualmente trabaja en el Centro de Biología Estructural de Nueva York, en el Departamento de Defensa desarrollando un proyecto de seguridad nacional.

 

Referencia:

Medbo JI and Tabata I. (1993) Anaerobic energy release in working muscle during 30 s to 3 min of exhausting bicycling. J Appl Physiol 1985; 75, 1654-1660.

McNaughton LR, Siegler J and Midgley A. Ergogenic effects of sodium bicarbonate. Curr Sports Med Rep 2008;7, 230-236.

Barber JJ, McDermont AY, et al. Effects of combined creatine and sodium bicarbonate supplementation on repeated sprint performance in trained men. J Strength Cond Res 2010; 27, 252-258.

Carr BM, Webster MJ, et al. Sodium bicarbonate supplementation improves hypertrophy type resistance exercise performance. Eur J Apply Phisiol 2013; 11, 743-752.

 

 

Comentarios: