ENZIMAS DE CÉLULAS DE GRASA Y HORMONAS PARA LA PÉRDIDA DE PESO - USA

ENZIMAS DE CÉLULAS DE GRASA Y HORMONAS PARA LA PÉRDIDA DE PESO

  • Por: mdlatino
  • Julio 26, 2017
  • 0 Comentarios
ENZIMAS DE CÉLULAS DE GRASA Y HORMONAS PARA LA PÉRDIDA DE PESO

ENZIMAS DE CÉLULAS DE GRASA Y HORMONAS PARA LA PÉRDIDA DE PESO

 

POR DANIEL GWARTNEY, M.D.

 

La pérdida de grasa también está bajo el control de receptores y enzimas en las células de grasa. Si bien el almacenamiento de la grasa ocurre cuando nos alimentamos, al estar expuestos a altas cantidades de azúcar en la sangre, insulina y en estado de reposo, la degradación de la grasa ocurre en ayunas o en estado hipoglucémico, bajo la influencia de hormonas reguladoras y durante actividad o estrés.

Existen un gran número de enzimas implicadas en el proceso en el que las células de grasa degradan a los triglicéridos almacenados antes de enviar el ácido graso y el glicerol al torrente sanguíneo.5 Sin embargo, las señales de este proceso llegan a través de la circulación al interactuar con receptores específicos. Las reservas de grasa responden a la insulina, y existe un número de hormonas que se oponen a la acción de la misma: glucagón, cortisol, epinefrina y adrenalina, péptido natriurético y hormona de crecimiento. Al cuerpo no le preocupa mucho si se le marcan los abdominales, pero cuando las concentraciones de glucosa están demasiado bajas (el cerebro es altamente dependiente de la glucosa), estas hormonas protectoras son enviadas para recolectar energía y nutrir al cerebro. Muchos otros tejidos pueden usar los ácidos grasos como energía, de hecho, algunos prefieren quemar grasa que azúcar (ej., el corazón). Por lo tanto, la grasa almacenada es liberada para ser usada por el hígado, músculos, corazón y otros órganos; esto le “guarda” la glucosa disponible al cerebro. Además, las hormonas reguladoras tienden a degradar proteínas musculares para liberar aminoácidos en la sangre. Ciertos aminoácidos pueden convertirse en glucosa, mientras que otros se convierten en cetonas, las cuales son usadas por varios tejidos.

Una hormona que juega un papel primordial en la pérdida de grasa se reduce durante periodos de ayuno prolongado, la hormona tiroidea. Las personas que realizan una dieta prolongada muy baja en calorías reducen el gasto energético total (calorías diarias quemadas) en este proceso.6

 

Referencias:

5. Lafontan M, Langin D. Lipoly-sis and lipid mobilization in human adipose tissue. Prog Lipid Res 2009;48:275-97.

6. Redman LM, Ravussin E. Endo-crine alterations in response to calorie restriction in humans. Mol Cell E

Comentarios: