FENILETILAMINA (FEA): ¿ÉXITO O FRACASO EN LA PÉRDIDA DE PESO? - USA

FENILETILAMINA (FEA): ¿ÉXITO O FRACASO EN LA PÉRDIDA DE PESO?

  • Por: mdlatino
  • Julio 12, 2017
  • 0 Comentarios
FENILETILAMINA (FEA): ¿ÉXITO O FRACASO EN LA PÉRDIDA DE PESO?

FENILETILAMINA (FEA): ¿ÉXITO O FRACASO EN LA PÉRDIDA DE PESO?

 

Por Daniel Gwartney, M.D.

Existe gran interés en los ingredientes de la dieta que puedan aumentar la sensación de alerta, reducir el apetito y/o acelerar el metabolismo. Muchos ingredientes efectivos han aparecido y desaparecido de las estanterías de las tiendas a petición de la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos de EEUU), en respuesta a reportes de aparición de efectos adversos u otras influencias. Se ha dicho que la efedrina y la pseudoefedrina fueron retiradas del mercado debido a su uso como precursores químicos en la producción de metanfetamina. Se ha mostrado que la efedrina y la cafeína cuando se usan como se prescribe no se asocian con el aumento de daños o muerte, por el contrario, existe una tendencia a la reducción de estos dos posibles efectos.1

También se retiró del mercado un estimulante termogénico conocido como DMAA (Dimetilamina). Así como la efedrina, la DMAA no solo se usaba para adelgazar, sino también como droga psicotrópica por sus efectos estimulantes con dosis altas.2 Los ingredientes que permanecen en el mercado tienen menos efectos que sus predecesores, ninguno de ellos se les acerca a la potencia de la efedrina y cafeína.

Uno de los ingredientes que ha permanecido disponible es la beta-feniletilamina, llamada FEA. Esta sustancia se produce natural- mente y tiene efectos beneficiosos para el sistema nervioso central, potenciando la actividad de los neurotransmisores y es capaz de ofrecer sensaciones de euforia.3 Sin embargo, la administración crónica de FEA puede resultar en la regulación negativa de receptores claves en el cerebro.

Se cree que la beta-feniletilamina juega un papel importante en reducir la depresión en las personas que practican ejercicios.4 Algunos abusan de ella y la combinan con otras drogas como los inhibidores de monoaminooxidasa (selegilina) para promover experiencias “psicodélicas”. Esto se estudió extensivamente en una investigación realizada en 2001 con monos.5 La FEA ha reportado ayudar en la pérdida de peso.6

Aquellos que usan FEA para tener experiencias eufóricas lo combinan con inhibidores de monoaminooxidasa (MAOI).5 Esto es necesario cuando se toma oral- mente, debido a la rápida inactivación que ocurre con un número de enzimas presentes en casi todos los tejidos, la sangre y la barrera hematoencefálica. Usuarios de FEA son MAOI comentan que la dosis requerida para estos efectos es de entre 500 y 2000 mg. Si se usa un MAOI prescrito, los efectos adversos podrían ser muy serios.

El FEA no es un buen candidato para uso oral, ensayos clínicos que intentaban aumentar la cantidad de FEA en el cerebro recurrieron a la suplementación del aminoácido L-fenilalanina, con beneficios modestos en personas con depresión.7,8 Este estudio no mostró aumento de FEA en la sangre a pesar de que el metabolito aumentó, lo que sugiere que la producción en el cerebro aumentó.

Como ingrediente para la pérdida de peso, la FEA es no es tan eficiente. Sin embargo, puede haber otros desafíos para este químico. Las feniletilaminas incluyen muchos tipos de drogas psicotrópicas, incluyendo la mescalina (peyote), MDMA (éxtasis) y otras vendidas como sales de baño. Si bien la FEA no funciona como precursor directo en reacciones químicas bien documentadas en muchas de estas drogas, la cantidad de recursos creativos y financieros que buscan una manera de producir sustancias que alteren la mente utilizando precursores legales garantiza que continúe la experimentación.

Otra preocupación relevante es la adulteración de los suplementos nutricionales con drogas como la FEA, problema que causa restricciones y eleva el costo de la industria. Es probable que la FDA esté buscando la manera de clasificar a los químicos de la clase de la FEA como drogas, tal vez haciendo algo similar a lo que sucedió con la enmienda del Control de Esteroides Anabólicos.9 Ahora, cualquier compuesto basado en esteroides que se venda con la intención de mejorar la masa muscular está considerado como una sustancia controlada. Con este precedente, esperamos que suceda lo mismo con la FEA.

 

Referencias:
1. Hallas J, Bjerrum L, et al. Use of a prescribed ephedrine/caffeine combination and the risk of serious cardiovascular events: a registry based case crossover study.

2. Rodricks JV, Lumpkin MH, et al. Pharmaco- kinetic data distinguish abusive versus dietary supplement uses of 1,3 dimethylamine. Cell Mol Neurobiol 1993;13:203-15.

3. Paetsch PR, Greenshaw AJ. Downregulation of beta-andrenergic and dopaminergic receptors induced by 2-phenylethylamine. Cell Mol Neurobiol 1993;13:203-15.

4. Szabo A, Billett E, et al. Phenylethylamine, a possible link to the antidepressant effects of exer- cise? Br J Sports Med 2001;35:342-3.

5. Bergman J, Yasar S, et al. Psychomotor stimulant effects of beta phenylethylamine in monkeys treated with MAO-B inhibitors. Psychopharmacology 2001;159:21-30.

6. Hoffman JR, Kang J, et al. Thermogenic effect of an acute ingestion of a weight loss supplement. J Int Soc Sports Nutr 2009;6:1-9.

7. Sabeli HC, Faecett J, et al. Clinical studies on the phenylethylamine hypothesis of affective disorder: urine and blood phenylacetic acid and phenylalanine dietary supplements. J Clin Psychiatry 1986;47:66-70.

8. Davis BA, O ́Really RL, et al. Effect of dietary phenylalanine on the plasma concentrations of phenylalanine, phenylethylamine and phenylacetic acid in healty volunteers. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry 1991;15:611-23.

9. Travis J. Drug sleuthing in sports nutrition. Nutritional Outlook 2014 Sep;74-6.

 

 

 

 

Comentarios: