EL ESTADO ANABÓLICO Y EL ESTADO CATABÓLICO

HORMONAS Y GENES; ANABOLISMO Y CATABOLISMO

  • Por: MD Latino
  • agosto 18, 2011
  • 4.055 comentarios
HORMONAS Y GENES; ANABOLISMO Y CATABOLISMO

 

POR Thomas Fahey, EdD

 

Las cuatro hormonas más importantes que promueven el desarrollo muscular son:

 

–La testosterona

–La hormona del crecimiento

–La insulina

-El factor de crecimiento

 

 

Cada una tiene influencia sobre los centros de control de proteínas de las células (núcleo celular) para acelerar el proceso de producción de proteínas e insulina. La insulina también acelera el movimiento de aminoácidos (los bloques productores de proteína muscular) dentro de las células de los músculos, las cuales promueven la hipertrofia muscular que acompaña al entrenamiento.

 

 

Otras hormonas, como el cortisol, causan una descomposición de las proteínas, las glándulas adrenales (glándulas secretoras de hormonas que se encuentran en la parte superior de cada riñón), liberan cortisol durante y después de cada entrenamiento pesado o durante periodos de sobreentrenamiento.

 

 

El sobreentrenamiento aumenta el cortisol y disminuye la testosterona, provocando un estado catabólico que hace imposible el aumento muscular y de fuerza. El crecimiento muscular es anabólico, el decrecimiento es catabólico.

 

 

Muchos factores tienen influencia en la producción de proteínas en el músculo, como la tensión muscular, hormonas, concentración de aminoácidos y estado nutricional.

 

 

Las proteínas en el músculo son hechas constantemente por los aminoácidos. La destrucción muscular parece ser un desperdicio, pero sirve para mantener el control de calidad de los tejidos, eliminando las proteínas dañadas y permitiendo a los músculos trabajar a niveles máximos.

 

 

También los aminoácidos liberados durante la reducción de proteínas son usados como combustible para ayudar a mantener el nivel de glucosa en la sangre. Las hormonas son esenciales para administrar el balance entre los procesos anabólicos y catabólicos. Todos los músculos continúan recibiendo demandas mayores conforme hay más repeticiones de ejercicios, con lo que se incrementa la actividad de células productoras de proteínas.

 

 

Entonces, los mensajeros de las hormonas y químicos disparan los genes que producen las proteínas para producir nuevas proteínas musculares y aumentar el tamaño de los músculos.

 

 

La tensión muscular es el factor más importante para incrementar el ritmo del desarrollo de proteína muscular. La tensión muscular acelera el movimiento de aminoácidos dentro del músculo y dispara los factores de crecimiento químico, el cual instruye al núcleo celular a construir nuevo tejido muscular.

 

 

Acelerando el movimiento de aminoácidos dentro de los músculos, se incrementa el rango de las síntesis de proteínas.

 

 

Un crecimiento óptimo del músculo depende del disparo de los receptores de tensión en la célula, optimizando la respuesta de las hormonas al ejercicio y al rango en que los aminoácidos penetran en la célula. Cualquier programa de entrenamiento diseñado para estimular el crecimiento, debe maximizar la intensidad y duración de la tensión muscular.

 

 

La tensión dispara el incremento de la actividad de los factores de crecimiento muscular, los cuales a su vez aumentan la síntesis que sigue después de los ejercicios para aumentar el tamaño muscular.

 

 

anabolismo 300x214 HORMONAS Y GENES; ANABOLISMO Y CATABOLISMO photo
Estado anabólico
tendencias al catabolismo 300x293 HORMONAS Y GENES; ANABOLISMO Y CATABOLISMO photo
Estado catabólico por entrenar durante periodos prolongados
pablo poveda.7 200x300 HORMONAS Y GENES; ANABOLISMO Y CATABOLISMO photo
Pablo Poveda, culturista argentino

Comentarios: