LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ANTIOXIDANTES ¿IMPIDEN EL CRECIMIENTO MUSCULAR? - USA

LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ANTIOXIDANTES ¿IMPIDEN EL CRECIMIENTO MUSCULAR?

LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ANTIOXIDANTES ¿IMPIDEN EL CRECIMIENTO MUSCULAR?

LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ANTIOXIDANTES

 

Por Victor R. Prisk, M.D, @victorprisk on twitter

 

¿IMPIDEN EL CRECIMIENTO MUSCULAR Y EL RENDIMIENTO?

Nuestro cuerpo está en un estado de “homeostasis”, un acto de equilibrio que fácilmente puede tornarse en un estado de enfermedad y deficiencia. Cuando estamos en la cuerda floja, corremos el riesgo de perder el equilibrio y caernos. Metafóricamente hablando, hay que evitar el entrenamiento excesivo o de lo contrario, vamos a forzar el cuerpo.

Hay factores externos que ejercen presión sobre el organismo y a los cuales este se adapta. Levantamos pesas lo cual ejerce presión en los músculos. Esto estimula a los músculos a crecer más para lidiar con ese estrés, en caso de que surja nuevamente. El objetivo del entrenamiento de alta intensidad es producir la mayor cantidad de estrés posible para adaptarse sin destruir los músculos por completo, en otras palabras. “no hay logros sin dolor”. Un buen descanso junto a una recuperación y apoyo anabólico son los factores que nos llevarán a la tarima del Olympia.

LOS RADICALES LIBRES NO SON DEL TODO MALOS

Nos gusta mitigar el dolor de los músculos para poder volver a las pesas lo antes posible. El dolor surge por el daño al músculo trabajado. El entrenamiento de alta intensidad tiene como consecuencia la producción de moléculas reactivas llamadas “radicales libres”. Los radicales libres pueden iniciar reacciones en cadena que dañan las membranas celulares y a las proteínas, lo que lleva a la destrucción de tejido y a la inflamación. Sin embargo, como mencionaremos en breve, los radicales libres no siempre son malos.
Los antioxidantes son compuestos que combaten a los radicales libres y mitigan el daño que causan. Nuestro cuerpo produce muchos antioxidantes naturales como el potente compuesto derivado de aminoácidos, glutationa. Sin embargo, muchos de nuestros alimentos, en especial las frutas y los vegetales, brindan los antioxidantes que necesitamos para luchar contra estos radicales libres.
Estos antioxidantes vienen en forma de vitaminas, minerales, polifenoles y muchos otros tipos de compuestos complejos. Como dije, los radicales libres no son del todo malos. Por ejemplo, nuestras células inmunes producen radicales libres con el fin de destruir intrusos como las bacterias. Se requieren niveles bajos y fisiológicos de radicales libres para la producción de fuerza normal en los músculos, a pesar de que son dañinos en exceso.1,2 Los radicales libres recurren a los genes para las adaptaciones metabólicas al ejercicio y al estrés.

IGF-1 Y EL CRECIMIENTO MUSCULAR

Como ávido lector de Muscular Development, probablemente conozca la poderosa hormona promotora de paracrina que fomenta el desarrollo muscular, la IGF-1. El trabajo muscular produce IGF-1, que activa el crecimiento del músculo trabajado. Investigaciones de laboratorio demuestran que la producción de radicales libres es vital para la función de la IGF-1 en el crecimiento muscular.3 Cuando se aplican los antioxidantes a las células musculares en el laboratorio se destruye la función de la IGF-1.
A pesar de que el ejercicio de alta intensidad puede producir radicales libres que son dañinos en abundancia, es inmensa la evidencia que avala los beneficios del ejercicio para aumentar el metabolismo. Por ejemplo, el ejercicio parece aumentar la sensibilidad de la insulina mediante mecanismos que dependen de radicales libres.4 Además, este aumento en la sensibilidad de la insulina se suprime casi por completo mediante el consumo diario de dosis de antioxidantes de uso general como la vitamina C y la vitamina E.4 Por lo tanto, los suplementos con antioxidantes bloquean algunos de los efectos metabólicos buenos del ejercicio. Además, el antioxidante N-acetilcisteína (NAC) puede causar la pérdida valiosa de nitrito de los riñones.7 El nitrito es importante en la producción de óxido nítrico, no solo para inflarse sino también para muchos procesos metabólicos.

Nuestros músculos solo pueden hacer adaptaciones cuando están sometidos al estrés (interrupción de la homeostasis). La producción de radicales libres bajo el estrés del ejercicio intenso le informa a la maquinaria de desarrollo muscular que es hora de adaptarse y crecer para evitar el daño causado por el estrés posterior. Los radicales libres hacen esto mediante la activación de genes y enzimas que conducen al crecimiento muscular.1 A pesar de que gran parte de la investigación sobre el estrés oxidativo del ejercicio
se efectúa en modelos de entrenamiento aeróbico de resistencia, algunos han observado su rol en el ejercicio anaeróbico en el desarrollo muscular.

La investigación muestra que las células musculares necesitan pasar por el estrés oxidativo de los radicales libres para aumentar su capacidad natural de resistir al estrés oxidativo.1 En otras palabras, la exposición a los radicales libres automáticamente endurece las células para resistir a los radicales libres. Lo mismo sucede al revés; si no se estresan las células, éstas (al igual que nosotros) pierden la capacidad de resistir al estrés. ¿Suena familiar? ¡Si no se usa, se pierde!

El equilibrio entre la producción de radicales libres y los mecanismos antioxidantes de defensa parecen representar un componente crítico de muchas respuestas adaptativas del músculo esquelético además de la hipertrofia y la atrofia. Si la producción de radicales libres es ideal (ej. levemente superior a los niveles basales), la respuesta adaptativa será la hipertrofia, pero si los niveles de radicales libres aumentan muy por arriba de los basales y de la capacidad defensiva de los antioxidantes, habrá una respuesta atrófica.1 En otras palabras, hay un nivel favorable de radicales libres y antioxidantes que hay que estimular y proteger.

 

los antioxidantes 2 LA CONTROVERSIA SOBRE LOS ANTIOXIDANTES ¿IMPIDEN EL CRECIMIENTO MUSCULAR? photo

 

¿Es posible que la clave esté en la moderación?

Lo curioso de este nivel favorable de antioxidantes se ha demostrado en los ensayos de suplementos. Hay unos pocos estudios que compararon suplementos con vitamina A, C y Y durante el ejercicio de alta intensidad en sujetos entrenados.5 Hubo resultados encontrados en estos estudios, con algunos que mostraron mejoras en el rendimiento y otros con detrimento. Fueron los estudios con dosis bajas los que en realidad mostraron mejoras, mientras que las dosis altas de vitaminas tuvieron efecto nulo o perjudicial en el entrenamiento. La combinación de antioxidantes de vitamina C y NAC en dosis altas en realidad actuaron como “pro” oxidantes en un modelo de flexiones de brazo excéntricas (negativas)6. ¿Es posible que la moderación sea la clave para el éxito de los antioxidantes?

Un estudio sobre este tema examinó los efectos que tenían altas dosis de vitamina C y E (1000 miligramos por día, respectivamente) en la hipertrofia muscular y el desarrollo de la fuerza.8 Los investigadores notaron que el combo de antioxidantes suavizaba las vías señalizadoras inducidas por el entrenamiento de resistencia que activaban el crecimiento muscular. Sin embargo, la hipertrofia muscular no estuvo limitada por este efecto a nivel estadístico. Algunos de los efectos negativos de los antioxidantes podrían haberse visto mitigados por una reducción de la descomposición del tejido. Los antioxidantes manifestaron como consecuencia una obstaculización notable de las mejoras de fuerza en las flexiones de bíceps en este estudio de 10 semanas. Polifenoles, resveratrol y vino tinto.

Los polifenoles están entre los suplementos más comunes de antioxidantes. Esto se manifiesta por la explosión del interés que hay en el compuesto antienvejecimiento resveratrol presente en el vino
tinto. Los polifenoles son compuestos complejos que están en las frutas y en los vegetales con potentes efectos antioxidantes. Los estudios han evaluado los suplementos con extracto y jugo de fruta.

En un estudio, el jugo de cereza agria (que suministra 600 miligramos de polifenoles) redujo la pérdida de fuerza en un 50 por ciento un día después de entrenar los bíceps con negativos causantes de dolor.9 Hay múltiples estudios que examinan los efectos de los polifenoles en el dolor muscular de inicio retardado (DOMS) y la recuperación de fuerza, pero muy pocos abordan la hipertrofia muscular.

Estudios en animales muestran que el resveratrol puede revertir la atrofia muscular inducida por la inflamación mediante el aumento de mTOR y la reducción de la destrucción musuclar.10 Para complicar esta situación aún más, la fisetina, un flavonoide presente en vegetales y frutas con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, reduce la señalización mTOR.11 El antioxidante ácido lipoico también produce pérdida de masa magra en modelos animales mediante reducciones de señalización mTOR.12 ¿Hay posibilidades de ganar? Más no siempre es mejor.

El problema con toda la investigación sobre antioxidantes es la variabilidad de las variables y variedades de antioidantes.5 Hay poco consenso con respecto a la dosis, el tiempo y qué oxidante es mejor. También hay tantos polifenoles en los alimentos que el estudio de todos ellos es imposible con la tecnología moderna. Los estudios a menudo fallan en cuanto a la cantidad de antioxidantes presentes en las dietas de los sujetos estudiados. Para empezar, algunos pueden comer frutas y vegetales y tener niveles superiores de antioxidantes.

Hay una cosa que creo que es verdad y es que, si no se consumen frutas ni vegetales, es posible que se produzca una deficiencia de antioxidantes. Una opción es tomar suplementos con antioxidantes con moderación en caso de no ser conejo. Siempre hay un delicado equilibrio cuando se trata de los suplementos nutricionales; más no siempre es mejor.

Victor Prisk es cirujano ortopédico certificado por la junta de médicos además de fisicoculturista profesional de IFBB en Pittsburgh, PA. Risk es miembro activo de la Junta de Asesoramiento Médico de GNC y creador de “G.A.I.N. Plan”. Es gimnasta All-American de NCAA, campeón de swing y Ganador Nacional de Peso Welter en el Campeonato NPC de los Estados Unidos

 

Referencias:

Gomes EC, et al. Oxidants, antioxidants, and the beneficial roles of exercise-induced production of reactive species. Oxid Med Cell Longev. 2012;2012:756132.

Powers SK, Jackson MJ. Exercise-induced oxidative stress: cellular mechanisms and impact on muscle force production. Physiol Rev. 2008 Oct;88(4):1243-76.

Myotubes. Int Immunopharmacol. 2014 Apr;19(2):206-13.
Jung CH, et al. Fisetin regulates obesity by targeting mTORC1 signaling. J Nutr Biochem. 2013 Aug;24(8):1547-54.

Wang Y, et al. Alpha-Lipoic acid increases energy expenditure by enhancing adenosine monophosphate-activated protein kinase- peroxisome proliferator-activated receptor-gamma coactivator-1alpha signaling in the skeletal muscle of aged mice. Metabolism.

 

Comentarios: