¿LA GLUTAMINA AUMENTA LA MASA MUSCULAR?

¿LA GLUTAMINA AUMENTA LA MASA MUSCULAR?

¿LA GLUTAMINA AUMENTA LA MASA MUSCULAR?

glutamina

POR Michael Rudolph

–El aminoácido glutamina es uno de los aminoácidos no esenciales que se encuentran en nuestro organismo

–Es también uno de los 20 aminoácidos utilizados para biosintetizar las moléculas de proteínas y es uno de los pocos aminoácidos que cruza de forma directa la barrera del torrente sanguíneo

–La glutamina se encuentra principalmente en la sangre y almacenada en el tejido muscular

–En presencia de lesiones o enfermedades se hace esencial su consumo a través de alimentos o suplementos

–Suplemento nutricional muy popular debido a su supuesta influencia positiva en el crecimiento muscular y el sistema inmune

A pesar del hecho de que la glutamina tiene un papel fisiológico en el proceso anabólico del crecimiento muscular y modulación del sistema inmune, especialmente durante ejercicio intenso, la suplementación de glutamina en la dieta aparentemente no tiene beneficios ergogénicos en el crecimiento muscular o funciones del sistema inmune, especialmente en personas saludables y bien nutridas.

Ciertos aminoácidos modulan la actividad de la enzima constructora de músculos mTOR, teniendo un papel clave en el proceso anabólico de la acreción de proteínas.

La ingesta de aminoácidos esenciales, especialmente durante el periodo de recuperación después del ejercicio, promueve la absorción de aminoácidos en los músculos, aumentando la tasa de síntesis de proteína mientras se disminuye la degradación proteica, lo que resulta en acumulación de proteína en los músculos y crecimiento muscular.

Uno de estos aminoácidos esenciales, el aminoácido de cadena ramificada Leucina, es el más efectivo para activar la vía mTOR e inhibir la degradación de proteínas.

En contraste, la glutamina ha mostrado inactivar la función de mTOR en células musculares aisladas, reduciendo de esta forma el crecimiento muscular.

Se observó la influencia de la glutamina en la función de mTOR, a pesar del hecho de que en este estudio, no se mostró disminución en la síntesis de proteínas después de la exposición a la glutamina, incluso cuando la vía mTOR se desactivó.

Los autores del estudio sugieren que esta influencia inesperada en la síntesis de proteína se debe a que el experimento se realizó en células asiladas que estaban en una fase de crecimiento que perturbó la tasa de traducción proteica en las células, sesgando los resultados. A pesar de ello, los resultados del estudio indican que la suplementación con glutamina no ofrece ventajas anabólicas. Además de la aparente incapacidad de la glutamina en estimular el crecimiento muscular, es evidente que tampoco puede promover la fuerza.

glutamina2 ¿LA GLUTAMINA AUMENTA LA MASA MUSCULAR? photo

Un estudio de Candow mostró que después de suplementar con glutamina durante seis semanas junto a un programa de entrenamiento de la fuerza no hubo resultados en cuanto a ganancias de fuerza y/o masa muscular comparado al grupo que realizó el mismo entrenamiento sin la suplementación. Además, otros estudios que investigaron el impacto de la glutamina en la fuerza mostraron que no hubo impacto positivo con el consumo de este aminoácido.

En otro de estos estudios, la suplementación de glutamina, una hora después del ejercicio, fue poco efectiva para aumentar el número de repeticiones ejecutadas en el press de pierna o press de banca.

El estudio de Candow también mostró que no hubo aumentos en el volumen del entrenamiento después de suplementar con glutamina.

EN RESUMEN

Estos estudios revelan que la suplementación con glutamina no ha mostrado ningún efecto ergogénico positivo en la fuerza.

La glutamina apoya de forma directa la proliferación de células inmunológicas conocidas como linfocitos. También les ofrece energía a esas células, haciéndolo un aminoácido esencial para la supervivencia de los linfocitos. A diferencia del tejido muscular, los linfocitos no pueden sintetizar glutamina; dependen del músculo como fuente de glutamina.

El ejercicio extenso está asociado con la reducción de los niveles de glutamina en el cuerpo, generando la hipótesis de que la disminución de glutamina inducida por el ejercicio podría reducir el desempeño de los linfocitos, perjudicando la función del sistema inmune.

Diversos estudios han mostrado una relación positiva entre el ejercicio extenuante e infecciones en el tracto respiratorio, lo que indica una debilidad del sistema inmune. Esta relación se atribuye a cambios en la función de los linfocitos después del ejercicio debido a la reducción en los niveles de glutamina.

Como resultado, la suplementación con glutamina debería poder mitigar el impacto negativo del ejercicio en el sistema inmune. Sin embargo, una considerable cantidad de evidencias científicas han mostrado que la suplementación con glutamina no tiene efectos consistentes en las infecciones del tracto respiratorio después del ejercicio.

Estudios adicionales sugieren que la suplementación con glutamina no tiene efectos detectables en los cambios del sistema inmune inducidos por el ejercicio.

El estudio de Rohde et al., arroja que los sujetos hicieron ejercicio a 75% de su capacidad máxima durante 30, 40 y 60 minutos, con dos horas de descanso entre cada sesión. A los sujetos se les dio glutamina 30 minutos antes y después del ejercicio.

Los resultados mostraron que a pesar de la capacidad de la glutamina de evitar la caída de los niveles de glutamina en la sangre, no previno la disminución en la proliferación de linfocitos. Además muchos estudios han concluido que la suplementación con glutamina no previene la reducción de la actividad del sistema inmune.

Pero si bien la mayoría de los estudios muestra que la suplementación con glutamina no tiene influencia en el sistema inmune, una investigación realizada por Castell et al., ha demostrado evidencias de que sí mitiga la aparición de infecciones respiratorias en maratonistas.

En este estudio a los maratonistas se les dio 5 gramos de glutamina o un placebo inmediatamente después de correr. El grupo que ingirió la glutamina reportó menor ocurrencia de infecciones en el tracto respiratorio que el grupo que consumió el placebo.

Es poco probable que la dosis de glutamina utilizada en el estudio sea suficiente como para evitar un descenso de los niveles de glutamina en plasma. Esta hipótesis se basa en otro reporte que mostró que la suplementación de 5 gramos de glutamina resultó en un descenso en los niveles del aminoácido en sangre igual al del grupo que consumió un placebo inmediatamente después de una ronda de ejercicios intensos, lo que indica que se necesita una dosis superior a 5 gramos para mantener la concentración de glutamina en la sangre por varias horas después de la práctica de ejercicios.

glutamina3 ¿LA GLUTAMINA AUMENTA LA MASA MUSCULAR? photo

REFERENCIAS:

Manders RJ, Koopman R, et al. The muscle protein synthesis response to carbohydrate and protein ingestion is not impaired in men with longstanding ¥ pe 2 diabetes. J Nutr 2008; 138, 1079-1085

Lee WJ, Hawkins RA, et al. Glutamine transport by the blood brain barrier: a possible mechanism for nitrogen removal. Am J Physiol 1998; 274, C1101-1107.

Nieman DC and Bishop NC. Nutritional strategies to counter stress to immune system in athletes with special reference to football. J Sports Sci 2006; 24, 763-772.

Antonio J, Sanders MS, et al. The effects of high dose glutamine ingestion on weight lifting performance. J Strength Cond Res 2002; 16, 157-160.

Comentarios: