LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES

LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES

  • Por: MD Latino
  • septiembre 24, 2015
  • 0 Comentarios
LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES

POR Hany Rambod

La mayoría de los físicoculturistas jóvenes no se da cuenta lo lejos que ha llegado la industria de los suplementos en los últimos 20 años, pues no compraban productos en esa época. Por haber sido un asiduo usuario de suplementos desde comienzos de los noventa, puedo contarles cómo eran las cosas en aquel tiempo.

Empecé a entrenar a los 13 y en la secundaria me tomaba muy enserio la nutrición y el entrenamiento. Me fascinaba la ciencia de la suplementación y me dediqué a leer mucho sobre estudios clínicos e investigaciones realizados con la creatina, arginina y glutamina, que eran algo nuevo en el mercado. Aunque les parezca raro, no creo que haya leído más de dos o tres libros de ficción en toda mi vida. Más del 99% de lo que leo está relacionado con el físicoculturismo, entrenamiento, crecimiento muscular, pérdida de grasa, nutrición y especialmente suplementación.

hany rambod LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES photo
HANY RAMBOD

¡Soy así de extraño! Toda mi vida he lidiado con TDHA, sin embargo no me cuesta ningún trabajo concentrarme cuando se trata de estos asuntos. Como estaba tan instruido compraba mis suplementos de la compañía que tenía el editor de MD, Steve Blechman, Twinlab. La ciencia que había detrás de sus productos era muy sólida, sus pruebas eran muy consistentes en términos de pureza y potencia.

Los compraba en un lugar llamado Good Life Nutrition, en San José, California, que aún existe, sólo que ahora venden mis productos de Evogen Nutrition. Me gustaba ir allí porque vendían 20% más barato que GNC. La gente iba y compraba cajas enteras porque sus precios eran muy buenos. Recuerden, en esa época no había internet y teníamos que ir a las tiendas para comprar nuestros suplementos.

Hace poco le hablé a Steve Blechman sobre Good Life y lo recordaba muy bien, pues eran los mejores compradores de Twinlab en la Costa Oeste.

twinlab1 LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES photo

Un producto muy popular en los noventa era un polvo con alta cantidad de calorías para aumentar el peso. Venían en unos baldes y la cuchara de medida parecía una pala. La mayoría venía cargado de azúcar, la ración comenzaba en mil calorías pero podían llegar a 5 mil calorías en un solo batido para tomar dos veces al día más las otras comidas.

No hace falta que les diga que muchas personas engordaban demasiado o tenían otros efectos como diarreas y vómitos después de tomar estos productos. Como quería aumentar de peso decidí usar Fuel 2500 de Twinlab. El anuncio del producto tenía la foto de la máquina tele transportadora utilizada en la película La Mosca, con un hombre súper delgado que se transformaba en el IFBB Pro Jim Quinn, de 122 kilos.

Otro producto de Twinlab que usaba religiosamente era el Amino Fuel líquido.

Hoy en día los productos de aminoácidos vienen en deliciosos sabores, como mi Cell K.E.M, pero no tienen idea lo mal que sabían hace 25 años. La tecnología de sabor era algo muy primitivo, tomaba sorbos del producto antes, durante y después de entrenar.

Tenían un sabor a pectina muy particular al que nunca me pude acostumbrar. Una vez durante una clase de ciencias veíamos una película de biología; saqué mi botella de Amino Fuel pues al terminar la clase me iba directo al gimnasio, y un amigo, que también entrenaba conmigo me pidió para tomar un poco.

Al tragar me lanzó la botella y comenzó a vomitar por todo el piso del salón. Los polvos de proteínas también sabían horrible. La que me gustaba era la de AST, me parecía más natural, su portavoz era un físicoculturista natural llamado Skip La Cour.

Uno de los productos más efectivos en esa época eran los quemadores de grasa. Mi favorito era el Ripped Fuel de Twinlab, el anuncio publicitario lo hacía el IFBB Pro Roland Cziurlok. Mucha gente aún habla de este producto.

Esto es sólo una pequeña muestra del cómo era la industria de la suplementación hace algunos años cuando comencé como físicoculturista. Si les gustó y quieren una segunda parte, ¡avísenme!

suplementación1 LA SUPLEMENTACIÓN DE ANTES photo

Comentarios: