LA TASA METABÓLICA Y PÉRDIDA DE GRASA - USA

LA TASA METABÓLICA Y PÉRDIDA DE GRASA

  • Por: mdlatino
  • Abril 20, 2017
  • 0 Comentarios

LA TASA METABÓLICA Y PÉRDIDA DE GRASA

 

LA TASA METABOLICA Y LA PERDIDA DE GRASA 1 LA TASA METABÓLICA Y PÉRDIDA DE GRASA photo

 

POR DANIEL GWARTNEY, M.D.

La hormona que afecta de forma más directa la tasa metabólica es la triodotironina, conocida como T3, una de las principales hormonas producidas por la glándula tiroides. La que se produce en mayor cantidad es la T4, menos potente, pero que puede convertirse a T3 en las células. Durante una dieta baja en calorías, la cantidad de hormona tiroidea producida y liberada se reduce, así como la actividad de las enzimas convertidoras en las células.9 Antes de una competición, los fisicoculturistas pasan por una dieta hipocalórica moderada; el cuerpo interpreta esto como un periodo de baja disponibilidad de alimentos y reduce la tasa metabólica para desacelerar la quema de calorías y preservar el almacenamiento de energía (grasa y glicógeno). Para combatir esto, los atletas toman T3 (Cytomel) y T4 (synthroid, Levothyroxine) o un extracto glandular (Armour Thyroid); las dosis que usan son mucho mayores que las pres- critas a un paciente con hipotiroidismo. Al generar un estado hipertiroideo la persona puede quemar cientos de calorías más que en un estado normal, y mucho más aun si se compara con un periodo de dieta hipocalórica; lo cual no está libre de riesgos, pues se puede reducir la fuerza, causar insomnio o inducir ritmos cardiacos peligrosos. En combinación con drogas estmulantes, o en la presencia de desequilibrio en los electrolitos, el riesgo de arritmia cardiaca se aumenta potencialmente.

Otro eje de manipulación endocrina para la pérdida de grasa es la hormona de crecimiento (HC), la cual puede usarse para ese fin con una dosis de 3 UI por día (aprox 1 a 2 mg)10. Cuando se administra en dosis mayores la pérdida de peso puede incrementarse, pero no de manera lineal. Además, una elevación en las concentraciones de IGF-1 se asocia con edemas, y la HC también promueve la actividad de aromatasa (producción de estrógenos). Con el advenimiento de IGF-1 la tendencia ha sido pasar de altas dosis de HC a otras más moderadas.

La efedrina continúa estando disponible para muchos fisicoculturistas, y es muy efectiva si se usa en combinación
con cafeína. Otra droga muy anabólica es el clembuterol, la cual junto a otros fármacos de su clase, se une a un receptor betaadrenérgico el adrenoreceptor beta 2 (b2AR). Localizado principalmente en las células musculares y el tejido marrón,
el b2AR es responsable por encender la tasa de ácidos grasos siendo transportados en las mitocondrias.11 El efecto termogénico del clembuterol y otros agonistas b2AR se debe a su efecto de desacoplamiento, lo que significa que en vez de generar energía en forma de ATP, la quema de calorías se “desperdicia” como calor.

El desacoplador fenólico DNP es un químico industrial que se usaba para tratar la obesidad incapacitando las mitocondrias. En oposición a la respuesta enzimática de la interacción del receptor de la droga, el DPN no tiene control de la retroalimentación. Esto significa que aunque el efecto de clembuterol está limitado por la habilidad del cuerpo de reducir la producción de UCP-1 y UCP-2 (proteínas desacopladoras) y regular negativamente el b2AR- quitándole a la célula la habilidad de responder a la señal de clembuterol- el DNP se toma sin ningún regulador celular y el grado de desacoplamiento está directamente relacionado con la dosis usada. Sujetos que han tomado DNP de forma imprudente han estado sujetos a niveles intolerables de hipertermia (temperatura corporal elevada), resultando en una temperatura corporal que causa daños en
el cerebro y que puede llevar a la muerte.12 Aún con acceso a atención médica inmediata pueden ocurrir daños cerebrales permanentes. Este químico es muy popular porque es muy efectivo, pero el riesgo que conlleva es demasiado alto, especialmente para un novato. El DNP debería ser evitado.

 

 

Comentarios: