LA TEMPERATURA CORPORAL Y SUS REACCIONES - USA

LA TEMPERATURA CORPORAL Y SUS REACCIONES

  • Por: MD Latino
  • septiembre 9, 2011
  • 3 comentarios
LA TEMPERATURA CORPORAL Y SUS REACCIONES

 

POR Dan Gwartney, M.D.

Muchas personas no asocian el relajarse con perder grasa. Cada quien tiene su manera de relajarse, unos en el jacuzzi, leyendo un libro, etc. Yo prefiero disfrutar del sol del Caribe, surfeando con mi esposa y una cerveza helada.

Pareciera que el placer y el lujo de un ambiente a temperatura interior artificial, pueda ser un factor en el aumento de la epidemia de obesidad en Estados Unidos y otros países desarrollados. Mientras las páginas del calendario pasan, la ropa y los termostatos se ajustan a cualquier desviación de la comodidad.

Las personas buscan naturalmente una temperatutra que les permita la menor demanda metabólica, a esto se le llama la “zona neutral térmica” o TNZ por sus siglas en inglés. Para los humanos, el límite más bajo del TNZ desnudos es 25a 27 grados C (77 a 81 F). La ropa apropiada le permite a la gente tolerar bajas temperaturas, el cuerpo se fuerza a elevar el metabolismo para generar calor, aun usando chaquetas y guantes.

Las personas están conscientes de los cambios de temperatura, tales como una imprevista tormenta de Invierno o una lluvia de Primavera. Todos ya hemos experimentado la famosa “piel de gallina”, esas pequeñas contracciones en los músculos alrededor de los folículos del vello. La piel se engrosa y levanta los folículos, incrementando el factor de aislamiento al mantener el calor cerca de la piel, entonces la sangre es bombeada desde la superficie del cuerpo y desviada hacia el centro. El corazón se ve forzado a latir más rápidamente y calibrar la repentina reducción en el volumen vascular.

La quema de grasa ocurre en pequeños compartimientos de las células, llamados mitocondrias, éstas son muy densas en el musculoesquelético; es por esto que los ejercicios son una efectiva manera de quemar calorías  y perder grasa corporal.

Hay otro tejido aun más denso que las mitocondrias e irónicamente es una forma de grasa: el tejido adiposo blanco (TAB) es la forma tradicional de grasa, básicamente un sitio de almacenamiento para el exceso de grasa consumida en la dieta. El TAB tiene ciertos roles metabólicos, pero es relativamente inerte en relación a la quema de calorías.

Otra forma de grasa, que alguna vez se creyó irrelevante, es el tejido adiposo marrón (TAM), el TAM no almacena grasa, sino que la quema, se le llama así porque tiene tantas mitocondrias agrupadas, que es obscuro. Es también muy vascular, un factor importante ya que permite la disipación del calor, en vez de atraparlo en local, donde la grasa vive. El TAM no quema glucosa cuando el ambiente está cálido y cómodo, es invisible a la tomografía a menos que el paciente esté en un cuarto frío. Cuando se activa, la actividad del tejiido adiposo marrón aumente 10-15 veces sobre la línea de base.

El TAM, el TAB y los músculos esqueléticos, comparten un progenitor común, provienen de la misma célula madre. La gentet que vive en un estado de monotonía térmica, tiende a desviar la madurez de esta célula madre al tejido adiposo blanco , en vez de al marrón o músculos. Esta inactividad y presencia sigilosa, es la razón por la cual el tejido adiposo marrón era irrelevante en adultos.

El TAM activa y quema ácidos grasos como una antorcha de acetileno para generar calor. Si al TAM se le permitiera quemar a capacidad máxima, hay la esperanza de que la grasa se derrita en el cuerpo como la cera de una vela. Esta hipotesis viene siendo investigada por las compañías farmacéuticas, primeramente a través de la activación de beta3-andrenoreceptores.

Se encontró una respuesta metabólica común a los cambios ambientales. La quema de calorías se puede medir en cámaras selladas, controladas a temperatura ambiente.

cuerpo y temperatura LA TEMPERATURA CORPORAL Y SUS REACCIONES photo

REFERENCIAS:

*Asia Pac J Clin Nutr, 2009; 18(2):257-64

*Acta Phisyol Scand, 1956 Jul 17;37(1): 35-9

*Building Research & Information, volume 2008;36(4):312-322

*Obes Rev, 2011 Jan 24

*Front Biosi (Schol Ed), 2010 Jun 1;2:1047-67

Comentarios: