Hormona de crecimiento, IGF-1, Fallo, fallos, Mr., Miss, Posar, poses, competencia, torneo, Muscular, muscular development, muscular development latino, Rutinas para el gimnasio, estiramiento, alimentación, suplementos, complementos, formas de entrenamiento, gimnasio, gym, culturismo, entrenamiento, físicoculturismo, alimentación, rutina para ejercicio, dieta ejercicio, rutinas, atletas, MD Latino TV, MD Latino, revista de fisicoculturismo, ejercicios para rutinas, ejercitar partes del cuerpo, esteroides, proteínas, carbohidratos, fitness, bikini, categorías, resultados

LAS POLIAMINAS A FAVOR DEL CRECIMIENTO MUSCULAR

LAS POLIAMINAS A FAVOR DEL CRECIMIENTO MUSCULAR

 

Ha sido mostrado que la actividad de insulina facilita el consumo de arginina y la producción de poliaminas. Este aumento en la producción de poliaminas debería dar lugar a un ambiente bioquímico que apoye ganancias excepcionales en crecimiento y potencia muscular…

POR Michael Rudolph

La testosterona funciona al enlazarse y activar los receptores de andrógenos. Subsecuentemente  los receptores andrógenos activados se mueven al núcleo donde se unen al elemento específico de ADN y activan la síntesis de moléculas específicas. Este efecto desarrollador de músculos de los esteroides anabólicos surge al activar la síntesis protéica en las células del músculo, promoviendo el crecimiento y la fuerza muscular.

Existe evidencia de varios estudios de que la unión de la testosterona al receptor de andrógenos aumenta la biosíntesis de las poliaminas. Un estudio de Goldstone arrojó que ratones castrados, sin producción endógena de testosterona, mostraron una disminución en la expresión de enzimas biosintéticas de poliamina, llevando a niveles significativamente bajos en putrescina, espermidina y espermina.

Los investigadores también demostraron que la suplementación de testosterona en ratones castrados restaura la biosíntesis de poliaminas y el tratamiento de estos ratones con un inhibidor de una de las poliaminas claves suprime la acumulación de poliaminas mediadas por la testosterona.

Estos resultados muestran claramente que la testosterona aumenta de forma directa los niveles de poliamina, sugiriendo que éstas producen algunas de las características aumentadoras de musculatura de la testosterona.

Otro reciente estudio del grupo Klover demostró que las poliaminas están involucradas en la mediación de la acción anabólica de la hormona de crecimiento (HC) en los músculos. En este estudio los investigadores modificaron, genéticamente, a ratones al removerles el gen STAT5. Este gen expresa una proteína que opera un factor de transcripción implicado en la señalización de HC. La eliminación del STAT5 en estos ratones causó una disminución significativa en la masa muscular junto a una reducción en la expresión de dos enzimas involucradas en la biosíntesis de poliaminas. En este estudio la suplementación de HC rescató parcialmente la reducción en la expresión de dos genes biosintéticos de poliaminas, sugiriendo que la acción de la HC en el crecimiento del musculoesquelético está mediada, en parte, por la inducción de los genes sintéticos de poliaminas.

EN CONCLUSIÓN…

Las poliaminas juegan un papel indispensable en una variedad de vías desarrolladoras de músculos a pesar de que muchos de los detalles moleculares del proceso sean aún desconocidos. Esta falta de información hace más desafiante la defensa del uso de poliaminas en la suplementación nutricional.

Sin embargo el consumo de suplementos específicos como el precursor de las poliaminas, arginina, con carbohidratos altos en glicemia que aumentan la actividad de insulina, debería mejorar la conversión de arginina en poliaminas; ha sido mostrado que la actividad de insulina facilita el consumo de arginina y la producción de poliaminas. Este aumento en la producción de poliaminas debería dar lugar a un ambiente bioquímico que apoye ganancias excepcionales en crecimiento y potencia muscular.

mmdd LAS POLIAMINAS A FAVOR DEL CRECIMIENTO MUSCULAR photo

REFERENCIAS:

Klover P, et al. Skeletal muscle growth and fiber composition in mice are regulated through the transcription factors STAT5a/b: linking growth hormone to the androgen receptor. Faseb J, 2009;23(9):p.3140-8

Comentarios: