CARBOHIDRATOS EVITAN DEGRADACIÓN DE PROTEÍNAS

CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS

  • Por: MD Latino
  • febrero 10, 2014
  • 0 Comentarios
CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS

carbohidratos

POR Michael Rudolph

LA PROTEÍNA ADECUADA EN EL MOMENTO ADECUADO

 

Las ganancias netas en la proteína muscular son la diferencia entre síntesis proteica en los músculos versus desglose de proteínas, en la que una mayor síntesis de proteínas representa un ambiente anabólico más favorecedor para el crecimiento muscular. Esta respuesta anabólica puede ser aumentada por medio del consumo de proteínas estimulando así la síntesis proteica y disminuyendo la degradación de proteínas en los músculos.

 

El consumo de proteínas causa acreción de proteínas en los músculos principalmente al activar la molécula mTOR (MTOR: una enzima involucrada en una cascada de señalización que activa la síntesis protéica en los músculos y el crecimiento muscular), la cual activa directamente la síntesis de proteína en los músculos en respuesta a la ingesta de proteínas después del ejercicio.

 

Diversos estudios científicos destacan la activación de la enzima mTOR por medio del consumo de proteínas especialmente el aminoácido leucina.

 

Un estudio (Walker et al) mostró que el consumo de leucina después del entrenamiento aumenta la actividad de mTOR por varias horas.

 

Otra investigación (Pasiakos et al) demostró que el consumo de leucina inmediatamente después del ejercicio aumenta la síntesis de proteína en los músculos en 33%.

 

Otro estudio (Moore et al) observó cuál era la cantidad ideal de proteínas para obtener un mayor efecto anabólico. El estudio confirmó que consumir 20 gramos de proteínas inmediatamente después de levantar pesas induce un aumento en la síntesis proteica.

 

Añadir proteínas de alta calidad a tu dieta en el horario correcto optimiza el proceso anabólico en los tejidos musculares, llevándote a un mejor crecimiento muscular.

 

sergio angelo complementation CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS photo

 

LOS CARBOHIDRATOS AYUDAN A EVITAR LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS

 

La construcción de músculos grandes requiere ejercicios intensos, los cuales prefieren a los carbohidratos como fuente de energía. Esto se debe a que las fibras musculares de contracción rápida se activan durante ejercicios de alta intensidad, tales como el levantamiento de pesas, pues se requiere más fuerza para cargar pesos pesados. Las fibras de contracción rápida prefieren quemar carbohidratos como energía, haciendo que el consumo de estos alimentos sea fundamental para un crecimiento muscular sin igual.

 

Además de su importante papel como fuente de energía, los carbohidratos aumentan la cantidad de proteínas en los músculos al evitar su degradación, como lo demostró un estudio (Roy et al) en el que se observó que aumentar los niveles de carbohidratos mejoró el equilibrio de proteínas evitando su degradación. Los carbohidratos tienen influencia en la degradación de proteínas al aumentar los niveles de energía celular, que por su parte desactivan la enzima AMPK (AMPK: una enzima que funciona como el medidor de energía celular, encendiendo la producción de energía cuando los niveles de energía están bajos).

 

Por esta razón, el consumo de carbohidratos juega dos papeles vitales:

 

1.- Como fuente de energía para la contracción muscular durante levantamientos intensos

2.- Mitigan la degradación de proteínas musculares

 

kai greene CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS photo

 

LAS MEJORES GRASAS PARA ESTIMULAR LA TESTOSTERONA

 

A pesar de parecer contraproducente, el consumo de grasas puede mejorar tu físico, asumiendo que no consumes toneladas de grasa, si consumes el tipo de grasa que estimula vigorosamente la producción de testosterona, podrás incrementar la masa muscular. Los ácidos grasos son ácidos carboxílicos con largas cadenas de átomos de carbonos enlazadas.

 

Vienen en tres formas principales:

 

–Saturados

–Monoinsaturados

Poliinsaturados

 

Los ácidos grasos saturados no contienen doble enlaces en sus cadenas de átomos de carbono.

 

Mientras que los monoinsaturados y los poliinsaturados contienen uno o más doble enlaces en sus cadenas, respectivamente.

 

Los dobles enlaces en los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados alteran significativamente su estructura química.

 

Los ácidos grasos pueden incorporarse en las membranas celulares, incluyendo las membranas de los testículos donde se produce la  testosterona.

 

Cuando un ácido graso diferente se incorpora en la membrana celular, la diferencia en sus estructuras químicas respectivas cambia el comportamiento de dicha membrana.

 

Por ejemplo, reportes previos han descrito los efectos estimulantes de ciertos ácidos grasos en el transporte de colesterol en las células testiculares.

 

Como el colesterol se convierte en testosterona en las células de los testículos, mayores niveles de colesterol generarán mayor producción de testosterona.

 

Un estudio reciente (Hurtado de Catalfo) mostró que consumir aceite de canola y de Oliva, principalmente ácidos grasos saturados y monoinsaturados, altera la composición de las membranas de las células testiculares y este cambio en la composición de ácidos grasos en las membranas de las células estimuló el transporte de colesterol en las células testiculares, produciendo niveles más altos de testosterona.

 

La investigación de Hurtado también mostró que los suplementos dietéticos con ciertos ácidos grasos poliinsaturados inhiben la actividad de dos enzimas cruciales implicadas en la biosíntesis de testosterona, si se compara con ácidos grasos saturados y monoinsaturados.

 

Esto disminuyó la actividad de la enzima correlacionada con una inhibición en la producción de testosterona. En resumen, este estudio indica que una dieta rica en ácidos grasos saturados y monoinsaturados estimula la producción de testosterona, mientras que ciertos ácidos grasos poliinsaturados parecen deprimir la producción de dicha hormona.

 

md latino nutrition1 CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS photo

 

DEMASIADA GRASA REDUCE EL CRECIMIENTO MUSCULAR

 

Si bien el consumo de ciertos ácidos grasos promueve el crecimiento muscular, una dieta demasiado muy alta en grasas incrementa los niveles de grasa que se ven reflejados en el cuerpo.

 

Este aumento estimula la liberación de la hormona leptina en las células grasas, la cual ha mostrado activar la enzima AMPK en las células musculares y en otros lugares.

 

Como se mencionó anteriormente, la AMPK es el principal regulador de energía celular que normalmente se desactiva cuando los niveles de energía celular son altos.

 

Sin embargo, cuando se consume demasiada grasa el exceso de energía almacenado en los adipocitos (células grasas) anula este principio regulador y activa la AMPK. La enzima AMPK activada inhibe de forma potencial la síntesis de proteína y el crecimiento muscular conducido por la vía mTOR.

 

suplementación CARBOHIDRATOS EVITAN LA DEGRADACIÓN DE LAS PROTEÍNAS photo

 

REFERENCIAS:

Macaluso F, Morici G, et al. Effect of conjugated linoleico acid on testosterone levels in vitro and in vivo after an acute bout of resistance exercise, J Strength Cond Res 2012; 26, 1667-1674.

Chen S, Oh SR, et al. Anti-aromatasa activity of phytochemicals in white button mushrooms (Agaricus bisporus). Cacer Res 2006; 66, 12026-12034. 13. Jazet IM, Phij H and Meinders AE. Adipose tissue as an endocrine organ: impact on insulin resistance. Neth J Med 2003; 61, 194-212.

Minokoshi Y, Kim YB, et al. Leptin stimulates fatty-acid oxidation by activating AMP-activated protein kinase. Nature 2002; 415, 339-343.

Comentarios: