LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO - USA

LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO

  • Por: MD Latino
  • febrero 13, 2013
  • 3 comentarios
LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO

 

POR Víctor R. Prisk

A pesar de que lo que buscamos con el entrenamiento de alta intensidad es la construcción de músculos, inevitablemente esta forma de entrenamiento nos llevará a algún tipo de descomposición durante el ejercicio.

Las respuestas anabólicas al ejercicio y al consumo de proteínas durante el periodo de recuperación conllevan a una mejora en el crecimiento muscular después de las sesiones de entrenamiento. Algunos de los aminoácidos liberados en los músculos durante el ejercicio son consumidos por los músculos para la producción de energía.

Los niveles de amoniaco que representan la liberación de nitrógeno de los músculos se elevan después de ejercicios de alta intensidad. Se piensa que junto con el ácido láctico, altos niveles de amoniaco pueden producir fatiga.

Los alfaetoácidos son aminoácidos análogos que no contienen el componente amino y por lo tanto no producen amoniaco. De hecho, estos ácidos pueden reciclar el amoniaco y reformar los aminoácidos. Por ejemplo, el alfa-cetoglutarato (AKG) puede unirse al amoniaco libre y formar el aminoácido glutamato. De forma similar, el cetoácido de cadena ramificada puede unirse al amoniaco y formar BCAAs.

Esto ha sugerido que la suplementación con alfacetoácidos puede disminuir los niveles de amoniaco durante ejercicios de alta intensidad y mejorar el desempeño.

suplementación 300x280 LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO photo

Investigadores de China y Alemania realizaron un estudio doble ciego, aleatorio y con placebo controlado, examinando los efectos de la suplementación con alfacetoácidos y ejercicios de alta intensidad.

El estudio demostró que la suplementación de alfacetoácidos, incluyendo AKG y BCKAs a 0.2 gramos por kilo de peso corporal dos veces al día, produjo una mejoría significativa en el desempeño del ejercicio a tres y cuatro semanas de la suplementación.

Primero, el estudio notó que a las tres semanas de un protocolo de entrenamiento de carreras, el grupo controlado que recibía un placebo (“pastilla de azúcar”) tuvo un menor volumen de entrenamiento y parecía fatigarse más rápido que el grupo suplementado con alfacetoácidos durante el resto del estudio.

En segundo lugar, el torque isométrico máximo y el desarrollo muscular isocinético mejoró significativamente con la suplementación de alfacetoácidos después del protocolo de entrenamiento.

Por último, el estudio encontró una mejoría relativa en la recuperación después del ejercicio, que podría contribuir con un mejor desempeño.

 LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO photo

woman 158x300 LOS CETOÁCIDOS Y EL DESEMPEÑO photo

En conclusión, la base científica para recomendar la suplementación de alfacetoácidos parece tener sentido, estudios aleatorios doble ciego y de placebo controlado, son los mejores para determinar si un suplemento funciona o no; este estudio fue muy bien conducido, pero tiene algunas limitaciones que son un poco complicadas de explicar aquí.

Incluyen un bizarro programa de ejercicios con tres minutos de “velocidad máxima” (una carrera de máxima velocidad de tres minutos es obviamente muy larga), el uso de bicarbonato de sodio en el placebo y la falta de controles dietéticos, etc.

Dicho esto, es difícil aplicar los resultados de este estudio a físicoculturistas y levantadores de peso bien entrenados, pues este estudio incluyó carreras de velocidad y atletas no entrenados intentando cumplir un protocolo que se extralimita. Afortunadamente sabemos que este estudio llamará la atención hacia los alfacetoácidos y se realizarán más pruebas con atletas entrenados.

REFERENCIAS:

-Liu Y, et al. Improved training tolerance by supplementation with alpha-keto acids inuntrained young adults: a randomized, double blind, placebo-controlled trial.

-Journal of the International Society of Sports Nutrition 2012, 9:37.

Comentarios: