MEJORES ABDOMINALES, MEJOR SEXO. - USA

MEJORES ABDOMINALES, MEJOR SEXO.

  • Por: MD Latino
  • enero 18, 2016
  • 0 Comentarios
MEJORES ABDOMINALES, MEJOR SEXO.

UN ENFOQUE CIENTÍFICO, MEJORES ABDOMINALES, MEJOR SEXO.

POR DANIEL GWARTNEY, MD.

Las personas entran al gimnasio, perdón centro Fitness, con objetivos únicos. Todos tenemos diferentes motivaciones que nos llevan a exigirnos física y mentalmente en un entrenamiento, pasar por la indignidad de sufrir frente a un montón de extraños y llenar nuestra ropa con manchas de sudor en el momento menos oportuno. Después de todas estas molestias, la recompensa para muchos es un “batido de proteínas” con olor a grama y consistencia de atol, que satisface el apetito únicamente hasta llegar a un restaurante de comida rápida donde el aroma a papas fritas hace que hasta a las damas y caballeros más sofisticados se les caiga la baba como versiones humanas de un perro Pavloviano.

¿Por qué la gente regresa al gimnasio día tras día? ¿Por qué se abstienen del placer de comer una pizza o pastel? ¿Qué tipo de recompensa vale la pena?

Muchos lo hacen por el sentido del disfrute o respeto a sí mismo, para mejorar la salud, aumentar la productividad y seguridad en casa o en el trabajo, mejorar habilidades competitivas en algún deporte o por alguna obligación de alcanzar un nivel de aptitud física. Sí, todas esas razones han sido válidas y socialmente correctas para alcanzar un estado físico reconocido como ideal y estético durante milenios. Sin embargo, el objetivo oculto está incrustado en el patrimonio genético de nuestra especie: aumentar los favores sexuales con una pareja potencial.

Tan crudo como pueda parecer en el mundo de hoy, con sobrepoblación y pocas discusiones francas sobre comportamientos abusivos hacia la mujer por parte de culturas misóginas y algunos individuos (ej, acoso sexual en universidades, tortura y esclavitud sexual por religiosos extremistas, etc.,) la búsqueda por la recompensa sexual es un poderoso motivador para el cerebro.

¿Quieres pruebas?

Fíjate en el papel que tiene el sexo en la publicidad. Afortunadamente, los humanos somos capaces de aplicar la razón cuando decidimos tener compor tamientos sexuales y poseemos recursos que permiten el disfrute del sexo recreacional cuando se utilizan métodos apropiados para evitar la posibilidad de concepción (ej., embarazo). Las culturas que prohíben el “control de la natalidad” o que no protegen los derechos de las mujeres y su seguridad están fuera del ámbito de esta discusión.

EN BÚSQUEDA DEL “SIX-PACK”

En relación a la atracción física, la pareja potencial evalúa de forma consciente o inconsciente la aptitud física, salud y potencial sexual del prospecto. Descontando la importancia de otros aspectos de la atracción que dependen del carácter, personalidad, humor, estabilidad social y compatibilidad psicológica, etc., una persona con físico delgado y atlético ofrece un estímulo positivo en relación a la sexualidad. Ciertas culturas buscan mujeres un poco más “robustas”, pues se piensa que representan mayor fertilidad y capacidad de traer al mundo bebés sanos. Tal vez, algo más importante aún, aquellos que se ven a sí mismos como altamente selectivos son más propensos a buscar a alguien con características similares a él/ella. En otras palabras, si a ti te gusta una mujer físicamente en forma, lo más probable es que ella busque también a un hombre con esa característica. Con raras excepciones, la frase “los polos opuestos se atraen” no pasa de un mito.

Para los hombres, existe un propósito funcional que apoya la presentación de un abdomen sólido y bien desarrollado en relación con su habilidad de rendir sexualmente, tanto para su propio placer como para el de su pareja. Ciertamente, la implicación de una buena salud, aptitud física, capacidad de adherirse a la disciplina de dieta y ejercicios, evitar los problemas metabólicos asociados con la obesidad abdominal, son fundamentos que tienden a darle al hombre con músculos abdominales una ventaja sobre un competidor con barriga flácida u hombre obeso. A las mujeres que buscan únicamente el placer sexual, nada les llama más la atención que una barriga de tanque y un par de nalgas redondas.

Estas dos características son las más importantes cuando una mujer juzga el grado de atractivo de un hombre.

Así que, en cuanto a atraer a una pareja, para muchos la mayor barrera pareciera ser la grasa corporal que se encuentra en el área abdominal y en los glúteos. La clave está, obviamente, en controlar la dieta para que la grasa corporal se mantenga baja e incorporar una rutina de ejercicios que cree tonificación, definición y una hipertrofia estética para atraer el nivel deseado de atención. Una vez alcanzado el “look, ¿hay algún otro valor en tener abdominales “six pack”, desarrollo en los erectores de la espina dorsal y tono en los glúteos?

Es interesante, pues de algún modo la forma dicta la función. Un abdomen sexy y sólido ofrece la promesa de un mejor desempeño sexual; sin embargo, no debes olvidar que la interacción sexual es solo una parte de la relación. Si no eres capaz de mantener una relación saludable, solo estarás experimentando placer físico. Mucho de la recompensa de una buena relación sexual viene cuando ésta apoya una relación próspera, donde no solo se satisfa- ce un impulso momentáneo sin tener en cuenta a tu pareja. Uno de los riesgos más graves viene con promiscuidad indiscriminada, o salir prácticamente con cualquier persona.

50 SOMBRAS DE LUJURIA

Durante un tiempo el acto o la relación física fue entendido de forma uniforme y global. La mayoría de las religiones utilizaba la representación física de la relación sexual para afirmar el rol del hombre y la mujer, teniendo el hombre la posición dominante. Las influencias puritanas en la historia británica y norteamericana veían con culpa y vergüenza a la lujuria, uno de los siete pecados capitales. La nomenclatura de la “posición de misionero”, descrita por Shakespeare como “la bestia con dos espaldas”, no siempre fue así. El Talmud y muchas otras fuentes se refieren a Lilit (aparentemente la primera mujer creada junto a Adán, anterior a Eva) como una mujer sexualmente voraz que deshonraba a los hombres con su dominancia sexual. Fue expulsa- da del Jardín del Edén por rehusarse a ponerse bajo Adán, una referencia interpretada como la “posición de misionero”.

La autora E.L James trajo a relucir el tema de la exploración sexual con el éxito 50 sombras de Grey, una historia revisitada, nada nuevo ni muy creativo. La exploración sexual existe en la ma- yoría de los textos más antiguos, como el Kama Sutra o el Marqués de Sade y continúan en la ficción de hoy. Claramente, la necesidad de un abdomen fuerte es imperativo para explorar las posiciones más acrobáticas.

Yendo directo al asunto, la relación sexual implica: ser capaz de desarrollar deseo y excitación (salud mental), función eréctil intacta (salud endocrina y circulatoria), fuerza física, resistencia y flexibilidad para rendir sexualmente (salud cardiovascular y músculo-esquelética), eyaculación (función sexual) y unión post-coital (relación y salud social).

El abdomen definido, six pack, silueta en V, o como quieras llamar a ese “look” es una señal de que todos los sistemas están OK. La mayoría de las personas de cualquier forma y tamaño están mentalmente saludables, mantener un físico sano y estético, es señal de una persona- lidad madura y estable así como de un estilo de vida equilibrado. Obviamente, muchos jóvenes se benefician de su edad pues son capaces de desarrollar los abdominales por su naturaleza física y metabolismo juvenil haciendo algo que les gusta (bailar, practicar deportes, etc.). Además, existe un número de personas con fijación por obtener cierta apariencia al punto de tener problemas de personalidad o psicosis. Compara la psiquis de una persona en forma, que está satisfecha con su imagen con la de una persona obesa, o la de una persona delgada sin ningún tipo de desarrollo muscular debido a un estilo de vida sedentario, o alguien que está en forma pero tiene una percepción negativa de sí misma. Estas emociones negativas pueden amplificarse por la interacción cuando se busca aprobación o aceptación. Una imagen negativa de uno mismo puede causar inseguridades en una relación, llevando a una desconfianza poco saludable, celos o un deseo constante de refuerzo.

Si bien parece superficial, estar en forma puede apoyar la salud mental previniendo la insatisfacción relaciona con una mala imagen de sí mismo, reduce la preocupación sobre la competencia entre hombres, expresa un humor estable y permite relaciones de confianza. Los abdominales, por sí solos, no significan una mente saludable. En algunos casos, puede ser un indicador de narcisismo, obsesión, trastornos de alimentación, abuso de drogas, o simplemente querer ser una “diva”. Sin embargo, si todo lo demás está en orden, la buena figura y unos abdominales definidos pueden promover la salud mental y estimular la confianza para recibir la aprobación y aceptación de los demás.

BUENA SALUD, BUENOS ABDOMINALES, MEJOR SEXO

No puedes desarrollar los abdominales sin estar físicamente activo y consumir una dieta nutritiva (la mayor parte del tiempo). Evitar la obesidad abdominal reduce el riesgo de síndrome metabólico y la actividad física ayuda a promover la sensibilidad a la insulina. El síndrome metabólico incluye hipertensión, colesterol alto, obesidad abdominal, resistencia a la insulina y otros males. Evitar el aparecimiento de esta condición mantiene las funciones vasculares. Debe notarse que ciertas condiciones que afectan la salud vascular son hereditarias.

La función vascular más evidente en hombres es obtener y mantener una erección.

La disfunción eréctil tiene diversas causas, pero la más común es la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños (las arterias que llevan sangre a los tejidos, incluyendo el pene). Los fármacos como el Viagra funcionan al prolongar la dilatación de esos pequeños vasos enviando la cantidad necesaria de flujo sanguíneo para “levantarlo”. El área abdominal bien desarrollada y definida sugiere que no se está en presencia de una condición de disfunción eréctil.

Además, los abdominales aparentes son los músculos que más trabajo cuestan para que se vean y son los primeros en irse, así que una vez que los obtienes no deberías cambiar el estilo de vida. Para aquellos que aún lo dudan, un estudio publicado en 2012 reportó que el ejercicio en hombres menores de 40 años está asociado con una mejor función eréctil.

Más allá de eso, los abdominales pueden indicar que tu sistema endocrino está equilibrio, con una fuerte presencia de testosterona. El desarrollo muscular de la zona central y la simetría en todo el cuerpo, indican que la actividad de la testosterona está completamente expresada. Ciertamente, la función eréctil depende de la acción de la testosterona (así como de sus metabolitos). Sin embargo, esto ocurre en una concentración que está bien por debajo de lo que se necesita para mantener la masa muscular y ósea. Mostrar que puedes desarrollar tus músculos, tener una cintura pequeña que te el formato en V y estar cómodo con tu imagen física es la garantía visual de que eres capaz de rendir sexualmente.

Ok, le atraes a tu pareja… ¿misión cumplida? No, claro que no, falta la parte principal.

La relación sexual, la cual depende del deseo, confort, preliminares y una multitud de otros factores, es un acto físicamente agotador o una serie de actos. De hecho, la relación sexual se reconoce como un factor de riesgo para ataques cardiacos. Si quieres sobrevivir a esos momentos acalorados de pasión, es mejor que te subas a la caminadora. El sexo quema calorías, pero el efecto es menor que con otros ejercicios, como correr o andar en bicicleta. Disfrutar del sexo con frecuencia puede tener pocos efectos en la condición física.

¿ESTÁS LISTO PARA EL ESTRUENDO?

La mayoría de las posiciones sexuales requiere movimientos de la pelvis con fuerza y frecuencia considerable. El hombre más voraz tal vez tenga que soportar parte o todo su peso corporal y posiblemente el de su pareja también. La idea de crear una franquicia de gimnasios sexuales no está fuera del dominio de la creatividad comercial, sin embargo, es más importante para las necesidades promedio que la persona tenga desarrollada la fuerza en los músculos abdominales, pelvis y glúteos. Desarrollar los abdominales dará el beneficio cruzado de aumentar la fuerza en estos músculos. Si a tu pareja le atrae un físico atractivo, esto proveerá sensaciones visuales, táctiles y funcionales durante un evento de excitación y deseo. La mujer tiene orgasmos más intensos si ve a su pareja como alguien atractivo, más aún si sus amigas piensan que su pareja es atractiva. La confianza en sí mismo y el bienestar económico juegan un factor importante. Lo malo es que hacer crunches y peso muerto no es garantía de volverse rico.

La importancia de la fuerza abdominal en el sexo puede verse en la dinámica del empuje repetido que caracteriza la penetración del pene en la vagina y otras variaciones.

Los hombres que tienen dolores de espalda crónicos sufren dos veces más de disfunción sexual, incluyendo disfunción eréctil, pérdida de libido, y dolor en ciertas posiciones. Un estudio comparó tres posiciones sexuales en relación al movimiento de la columna, las tres dependían de la flexión espinal; la posición cuadrúpedo (posición del perrito) tiene los movimientos más rápidos, mientras que la de cúbito lateral fue la más lenta. La posición de misionero fue la tercera. La posición del perrito fue la más amigable para la espalda de los hombres, pues la mujer apoya su peso sobre sus propios hombros. Para la mujer, fue la misma posición pero colocando el peso sobre las manos es la más cómoda. En el estudio solo se observaron estas tres posiciones y el objetivo era ver el confort de la espalda y no la estimulación sexual.

Un abdomen bien definido en un hombre mentalmente sano, es señal de función sexual y proeza potencial cuando es visto por un prospecto de pareja. Unos buenos abs demuestran la adherencia a un estilo de vida saludable, atractivo físico, buen metabolismo, función vascular, suficiencia hormonal, integridad estructural, todos estos fuertes indicadores que proclaman a la parte interesada que eres capaz de proveer satisfacción sexual en una relación.

Es difícil imaginar una razón más motivadora que esta para que trabajes tus abdominales.

 

Referencias:

  1. Reichert T. Sex in advertising research: a review of content, effects, and functions of sexual information in consumer advertising. Annu Rev Sex Res 2002;13:241-73.
  2. Buston PM, Emlen ST. Cognitive processes underlying human mate choice: The relationship between self-perception and mate preference in Western society. Proc Natl Acad Sci USA 2003;100:8805-10.
  3. Homan KJ, Tylka TL. Appearance-based exercise motivation moderates the rela- tionship between exercise frequency and positive body image. Body Image 2014;11:101-8.
  4. .Mitchell KR, Orr FE. Heterosexual social competence, anxiety, avoidance and self-judged physical attractiveness. Percept Mot Skills 1976;42:553-4.

  5. .Bruno A, Quattrone D, et al. Unraveling exercise addiction: the role of narcissism and self-esteem. J Addict 2014;2014:987841(6 pp). doi: 10.1155/2014/987841.

  6.  Nieuwoudt JE, Zhou S, et al. Symptoms of muscle dysmorphia, body dysmorphic disorder, and eating disorders in a nonclinical population of adult male weightlifters in Australia. J Strength Cond Res 2015;29:1406-14.

  7. Phillips LK, Prins JB. The link between abdominal obesity and the metabolic syndrome. Curr Hypertens Rep 2008;10:156-64.

  8. Khoo J, Dhamodaran S, et al. Exercise-Induced Weight Loss is More Effective Than Dieting for Improving Adipokine Profile, Insulin Resistance and Inflammation in Obese Men. Int J Sport Nutr Exerc Metab 2015 May 22. [Epub, ahead of print]
  1. Ludwig W, Phillips M. Organic Causes of erectile dysfunction in men under 40.
  2. Hsiao W, Shrewsberry AB, et al. Exercise is associated with better erectile function in men under 40 as evaluated by the International Index of Erectile Function. J Sex Med 2012;9:524-30.
  3. Mikhail N. Does testosterone have a role in erectile function? Am J Med 2006;119:373-82.
  4. Sattler F, Bhasin S, et al. Testosterone threshold levels and lean tissue mass targets needed to enhance skeletal muscle strength and function: the HORMA trial. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2011;66:122-9.
  5. Culić V. Acute risk factors for myocardial infarction. Int J Cardiol 2007;117:260-9.
  6. Chen X1, Zhang Q, et al. Cardiovascular effects of sexual activity. Indian J Med Res 2009;130:681-8.
  7. Gallup GG Jr, Ampel BC, et al. Do orgasms give women feedback about mate choice? Evol Psychol 2014;12:958-78.
  8. Nikoobakht M, Fraidouni N, et al. Sexual function and associated factors in Iranian patients with chronic low back pain. Spinal Cord 2014;52:307-12.
  9. Bahouq H, Fadoua A, et al. Profile of sexuality in Moroccan chronic low back pain patients. BMC Musculoskelet Disord 2013;14:63-8.
  10. Sidorkewicz N, McGill SM. Male spine motion during coitus: implications for the low back pain patient. Spine 2014;39:1633-9.
  11. Sidorkewicz N, McGill SM. Documenting female spine motion during coitus with a commentary on the implications for the low back pain patient. Eur Spine J 2015;24:513-20.

 

Comentarios: