NO DISMINUIR LA VELOCIDAD DEL ENTRENAMIENTO EXCÉNTRICO - USA

NO DISMINUIR LA VELOCIDAD DEL ENTRENAMIENTO EXCÉNTRICO

NO DISMINUIR LA VELOCIDAD DEL ENTRENAMIENTO EXCÉNTRICO

NO DISMINUIR LA VELOCIDAD DEL ENTRENAMIENTO EXCÉNTRICO

 

Por: Michael J. Rudolph, Ph.D Senior Science Editor

Este entrenamiento también parece reducir la capacidad de desarrollar musculatura que tiene el entrenamiento con repeticiones negativas. La fase excéntrica ocurre cuando se alargan las células musculares. Durante este proceso de elongación, la proteína muscular miosina y la proteína actina, que interviene directamente en la contracción muscular, se acoplan y desacoplan con rapidez. Esta interacción violenta entre la miosina y la actina controla el estiramiento forzado de las células musculares durante la contracción excéntrica. Los desacoplamientos rápidos hacen que la miosina atraiga a la actina de manera destructiva, lo cual aumenta las posibilidades de un daño muscular. Debido a esto, las contracciones excéntricas a una velocidad más baja pueden reducir el impacto de estos desacoplamientos forzados, lo cual disminuye el daño y, en consecuencia, el crecimiento muscular.

Para investigar la situación anterior, un estudio a cargo de Chapman et al.5 intentó ver la forma en la cual la velocidad de los ejercicios excéntricos afectaba la magnitud del daño muscular. Durante este estudio, los sujetos realizaron varias flexiones excéntricas de bíceps a baja velocidad con un brazo y con el otro brazo, una flexión a alta velocidad. Por otro lado, el tiempo total en tensión fue estándar para ambos brazos, ya que con un brazo se realizaron 30 repeticiones lentas mientras que, con el otro brazo, se realizaron 210 repeticiones rápidas. Se tomaron las medidas del daño muscular antes y después de cada protocolo de ejercitación excéntrica.

Si bien ambos protocolos produjeron daño muscular, fue mucho menor en el grupo que ejercitaba a baja velocidad. Esto demuestra claramente que las contracciones excéntricas más lentas crean menos desacoplamientos destructivos entre la miosina y la actina, lo cual reduce el daño muscular y probablemente sea un indicio de que los movimientos excéntricos más lentos no son tan efectivos al momento de generar una respuesta hipertrófica dentro del tejido muscular.

Gran parte de la carrera de Michael Rudolph se vincula al mundo del ejercicio físico, ya sea como atleta (jugador de fútbol americano en la Universidad Hofstra), entrenador personal o como investigador científico (tiene una Licenciatura en Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Hofstra además de un Doctorado en Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Stony Brook). Después de su doctorado, Michael se dedicó durante ocho años a la investigación de biología molecular del deporte como becario en la Facultad de Medicina de Harvard y en la Universidad de Columbia. Esa investigación contribuyó fundamentalmente a entender la importante función del sensor de energía celular AMPK lo cual hizo que se publicaran numerosos artículos en revistas de revisión homóloga incluyendo la revista Nature. Actualmente, Michael trabaja como científico en el Centro de Biología Estructural de Nueva York, en donde se desempeña como contratista para el Departamento de Defensa en un proyecto relacionado con la seguridad nacional.

 

Referencias:

1. Hassani A, Patikas D, et al. Agonist and antagonist muscle activation dur- ing maximal and submaximal isokinetic fatigue tests of the knee extensors. J Electromyogr and Kinesiol. 2006; 16, 661–668.

Pincivero, D., Aldworth, C, et al. Quadriceps-hamstring EMG actividad during functional, closed kinetic chain exercise to fatigue. Eur J Appl Physiol 2000;81: 504-509.

Usui S, Maeo S, et al. Low-load Slow Movement Squat Training Increases Muscle Size and Strength but Not Power. Int J Sports Med. 2016;37, 305-12.

Burd NA, Andrews RJ, et al. Muscle time under tension during resistance exercise stimulates differential muscle protein sub-fractional synthetic responses in men. J Physiol 2011; 590, 351-362.

Chapman D, et al. Greater Muscle Damage Induced by Fast Versus Slow Velocidad Eccentric Exercise. Int J Sports med 2006;27(8): p. 591-8.

 

Comentarios: