NO PODEMOS VIVIR SIN GRASAS Y PROTEÍNAS - USA

NO PODEMOS VIVIR SIN GRASAS Y PROTEÍNAS

NO PODEMOS VIVIR SIN GRASAS Y PROTEÍNAS

NO PODEMOS VIVIR SIN GRASAS Y PROTEÍNAS

 

POR VICTOR R. PRISK, M.D

No podemos vivir sin grasas y proteínas; existen ácidos grasos esenciales y amino ácidos que no podemos dejar de comer porque nuestro cuerpo no los produce. Sin embargo, no existen carbohidratos esenciales. Sugerir que podemos vivir “libres de grasa” es una simplificación del hecho de que necesitamos consumir menos calorías sin importar de dónde vengan. Como las grasas son ricas en calorías con 9 kcal por gramos versus 4 kcal por gramo de proteínas y carbohidratos, normalmente se limita su consumo en la dieta. Sin embargo, el enfoque debería ser limitar el azúcar y los car- bohidratos y considerar el consumo de grasas esenciales saludables.

En general, la grasa mejora la digestión de las comidas, retrasa el vaciado de comida del estómago. Los alimentos más grasos permanecen más tiempo en el estómago y se digieren mejor. Adicionalmente, el azúcar consumido en cada comida tarda más en llegar a la sangre, por lo tanto las grasa reducen el índice glicémico de una comida, es decir, reducen el aumento de azúcar en el sangre que lleva a los picos de insulina a los que el cuerpo se convierte resistente como en la diabetes tipo 2. Además, ciertas grasas tienen mayor habilidad de reducir el apetito que otras.

En adición a sus propiedades digestivas, no todas las grasas tienen los mismos efectos en el cuerpo; no son simplemente una fuente de calorías y aislamiento. Las grasas son esenciales para la salud de los nervios, la piel, los músculos, el cerebro, el corazón y más. Componen las membranas de las células y tienen diferentes efectos en la fluidez de di- chas membranas. Las células producen mediadores inflamatorios como las prostaglandinas de las grasas en las membranas celulares.

DIFERENTES TIPOS DE GRASAS

Las grasas se componen de glicerol y cadenas de “ácidos grasos”, los cuales son cadenas de carbonos ricas en energía con muchos átomos de hidrogeno adjuntos. Cuando cada carbono está lleno de átomos de hidrogeno se considera que la grasa es “saturada”. Esta es grasa rica en energía que se solidifica a temperatura ambiente como manteca. Los ácidos grasos “insaturados” son más oleosos y les falta hidrógeno en varios lugares, lo que le imparte diferentes propiedades biológicas y físicas. Cuando falta hidrógeno a múltiples pares de carbono, el ácido graso se conoce como poliinsaturado (PUFA, por sus siglas en inglés). Cuando el enlace doble (C=C) está en el tercer átomo de carbono, al final de la cadena de carbono, el ácido graso poliinsaturado es llamado omega-3. También existen el omega-6 y omega-9, en los que el doble enlace se encuentra en la sexta y en la novena posición, respectivamente. Cuando el ácido graso solo tiene un C=C, se llama monoinsaturado (MUFA).

Los ácidos grasos esenciales que necesitamos para vivir son los poliinsaturados, incluyendo el ácido alfalinoleico (ALA; un PUFA de cadena corta de la serie omega-3) y el ácido linoleico (de cadena corta de la serie omega-6). Estos ácidos grasos esenciales son la base para la formación de cadenas largas de ácidos grasos poliinsaturados, o LC-PUFA, las cuales no son necesarias si existe la disponibilidad de ácidos grasos poliinsaturados de cadena corta. Estos pueden alargarse a LC-PUFA en el cuerpo, pero las micro algas del océano son más adeptas a esto que los humanos. El ácido graso poliinsa- turado de cadena larga omega-3, se obtiene más fácilmente del pescado, así que no es necesario consumir toneladas de algas. Las carnes son ricas en el ácido graso poliinsaturado de cadena larga omega-6.

La última forma de grasa que mencionaré en este artículo son los ácidos grasos conjugados, que tienen 2C=Cs separados por un enlace simple. Esto no es tan importante como entender que vienen en diferentes isómeros los cuales contienen el mismo número de átomos pero su estructura es diferente. El más interesante de este tipo de ácidos grasos es el ácido linoleico conjugado (CLA) derivado de la carne y los lácteos. Viene en dos isómeros comunes, cis-9:11 y trans-10:12 que tienen propiedades biológicas únicas que discutiremos en otro momento.

 

Referencias:

9. Kopecky J, et al. n-3 PUFA: bioavailability and modulation of adipose tissue function. Pro Nutr Soc 2009 Nov,68(4):361-369.

10. Kreider RB, et al. Effects of conjugated linoleic acid supplementation during resistance training selected hematological markers. J Strength Cond Res 2002 Aug;16(3):325-34.

11. Thom E, et al. Conjugated linoleic acid reduces body fat in healthy exercising human.s J Int Med Res. 2002 Sep-Oct;29(5):392-6.

 

 

 

 

Comentarios: