No tengas miedo, se firme - USA

No tengas miedo, se firme

  • Por: MD Latino
  • abril 11, 2012
  • 0 Comentarios
No tengas miedo, se firme

 

Publicado por John Davies en la Ética, John DaviesMotivaciónValores

A medida que el mundo de los deportes se dirige hacia una apreciación muy atrasada de las artes marciales, desafortunadamente, algunas de las más grandes lecciones del género caen víctima a la rueda de comercialización que gira su crecimiento. Mientras que la fanfarronería bien ensayada puede ser entretenida para los que están “al tanto”, sobre todo porque el negocio es más una vía para vender ropa y “bebidas energéticas”, el alma del deporte, de la formación del carácter, se ha degradado en algunos círculos. Aunque hay muchas personas fundamentales de la disciplina que retienen con fuerza a sus cualidades en cuanto a la formación del carácter, entre los anuncios siempre presentes, en particular, la venta de la moda de este año, los hombres (y sí, las mujeres) de honor apenas reciben la publicidad que merecen.

Las cualidades de carácter y liderazgo están colgando de un hilo cuando se trata del deporte moderno. Mientras que la idea de que “los deportes resuenan en la sociedad” es convincente, raramente se menciona en la vorágine de los medios de comunicación. Sin embargo, el mundo de las artes marciales (MA), con su diversidad única, llega al corazón del honor y el compromiso, y cuando se enseña adecuadamente es un espacio fértil para las cualidades de liderazgo.

Las cualidades de liderazgo por sí mismas podrían estar en las vías de extinción en los círculos deportivos ya que la capitanía en los equipos a menudo es dada “al mejor jugador” en contraposición a aquellos que pueden vencer las llamas del caos y mantenerse fieles a los altos niveles de valores y ética. Los líderes no son aquellos que vienen para ganar un concurso de popularidad con sonrisas relucientes, diciéndole lo que usted quiere oír, sino que son ellos que despejan el camino para los que siguen, basado en el honor, el compromiso y la lealtad.

Curiosamente, esto nos vuelve al mundo de las artes marciales porque en el centro del núcleo de la disciplina están los que entienden que liderar es raramente, o nunca, una tarea fácil y, aunque es posible que sea una imagen que pocos entenderán, a menudo se hace por primera vez solo. El carácter, la coraza de un líder, no se prueba en los tan agradables cielos de colores pastel pero en el fragor de la batalla, para manejar la coacción bajo las más oscuras tormentas y conocer la salida. Entre los muchos dones que un líder intenta inculcar, es que “la adversidad es algo que se vence” y la palabra de cinco letras, miedo, tiene que ser erradicada del vocabulario, sustituida por un reconocimiento del “honor”.

Es el arma de doble filo del desarrollo del guerrero. Es la delicada mezcla de poseer un corazón compasivo, un alma de honor de defender a los menos afortunados pero con la resolución total de destruir aquellos que se levantan en armas contra usted.

Mientras que a menudo oímos de compromiso y resolución, igualmente realizamos que esto se esconde detrás de una fachada. Una cortina que oculta la realidad de la diferencia absurda entre charlar sobre tener “juego” y ser capaz de comprobarlo. De hecho, no es tan difícil en absoluto pero esto requiere un acto de fe siempre presente, una vez más, que simplemente es:

No tienes nada que perder. Nada.

Tema absolutamente nada. Mire directamente a las entrañas del infierno y darse cuenta que el mayor demonio que usted enfrentará está adentro.

Librarse del miedo es la libertad. Son las cadenas que caen al suelo. Es su capacidad de volar y de crear obras de arte en la vida, tanto grandes como pequeñas.

Digo esto no para presumir, sino de la experiencia personal del dolor y la tristeza de vivir a través y de exponer esta bestia de la auto-imagen negativa dentro de mí. Sin embargo, el más extraño pas-de-deaux ocurre cuando dejamos atrás el miedo.

Asaltamos cumbres.

Nos volvemos imparables.

Vorazmente atacamos la vida en lugar de dejar la vida pasar volando. Realmente se empieza a comprender que la dirección que se busca es la dirección en la que se dirige.

de The Mark of R, part II – the re-birth of honour, John Davies, Renegade Style Productions, 2004

Con honor, dedicación y lealtad como su escudo y coraza sigue adelante sin miedo.

El mundo de las artes marciales, o por lo menos los que más admiro en este género, posee cada una de estas cualidades, ya que “eso” corre por su sangre. Líderes como Danny Dring trascienden la disciplina, no con brazos de publicidad y fotos muy cuidadas, pero con reputación, acción y un amplio camino que siempre dejará su marca. He tenido el lujo, no, la bendición, de trabajar con Danny y mientras que hay pocos que han de haber sido sorprendidos sobre cómo nuestro trabajo se integra como una sinfonía, son las lecciones de reputación que es el verdadero mensaje.

Así que mientras usted mira las imágenes del mundo moderno de las artes marciales y todo el deporte, es más, recuerde que con cada paso adelante, el carácter se cría con ladrillos del honor, el compromiso y la lealtad.

No tengas miedo, se firme.

Preparado por John Davies

John Davies está disponible en su página personal en Facebook , Renegade Training™ o Twitter.

El stack de suplementos que toma John empieza diariamente con ‘la ventaja del atleta’ (“athlete’s advantage”), Modern, Super Cissus, PowerFull y Prime, junto con el uso adicional de Recreate, Yok3d, Anabolic Pump y Pink Magic dependiendo de su ciclo de entrenamiento.

Declaración de ausencia de responsabilidad

La información proporcionada en “Instant Training Improvement Tips”, así como en este blog de sitio web se destina solamente para fines informativos y educativos y no debería ser interpretada como consejo médico para cualquier condición. Siempre consulte a un profesional médico calificado antes de iniciar cualquier programa nutricional o programa de ejercicios. Al leer esta cláusula de exención de responsabilidad, usted acepta y entiende que la información proporcionada en esta columna no es consejo médico y confiando en ella se hará bajo su propio riesgo.

Comentarios: