¿PERDER EL SENTIDO DEL OLFATO PODRÍA AYUDAR A ADELGAZAR? - USA

¿PERDER EL SENTIDO DEL OLFATO PODRÍA AYUDAR A ADELGAZAR?

  • Por: mdlatino
  • marzo 7, 2018
  • 0 Comentarios
¿PERDER EL SENTIDO DEL OLFATO PODRÍA AYUDAR A ADELGAZAR?

¿PERDER EL SENTIDO DEL OLFATO PODRÍA AYUDAR A ADELGAZAR?

 

POR STEVE BLECHMAN Y THOMAS FAHEY, ED.D

 

Una medida un poco drástica, ¿no? Pero aparentemente, los investigadores de la Universidad de California, Berkeley encontraron que los ratones que perdieron (temporariamente) el sentido del olfato bajaron más de peso que los ratones que sí lo tenían. Supongamos, por ejemplo, que estamos en el centro comercial y pasamos por el patio de comidas, al sentir todos esos aromas deliciosos, ¿no es más probable que nos detengamos y compremos algo para comer? Con frecuencia, cuando estamos en el trabajo, si hay un compañero que está preparando algo sabroso en la cafetería, ¿no nos dan ganas de comer también?

Para la gente que tiene empleos sedentarios, esta es una batalla de todos los días. A veces puede ser bastante torturante sentir el aroma de todas esas comidas deliciosas que la gente trae al trabajo, día tras día. Pero pensemos, si se lograra aislar el sentido del olfato e inhabilitarlo por un tiempo, ¿no podría ayudar a personas extremadamente obesas? Eso es lo que los investigadores descubrieron, según informó un nuevo estudio publicado en Cell Metabolism. Los investigadores dividieron a dos grupos de ratones; ambos grupos con ratones del mismo tamaño y peso. A uno de los ratones se le suprimió temporariamente el sentido del olfato y a otro, se le retuvo. Ambos recibieron una dieta de alto contenido graso y el ratón que retuvo el sentido del olfato engordó hasta ser obeso cosa que no sucedió con el otro ratón. Los investigadores también encontraron que perder el sentido del olfato hizo que los ratones convirtieran la grasa blanca y la grasa beige en grasa parda. La grasa parda contiene una gran cantidad de mitocondrias o “usinas celulares”, en comparación con la grasa blanca. Las mitocondrias extras más la grasa parda produjeron un consumo más rápido de calorías.

Todavía queda mucho por hacer en este estudio antes de que vaya corriendo a ver a su otorrinolaringólogo. Además, hay que tener en cuenta que el metabolismo de los ratones es más rápido que el de los seres humanos por eso los resultados no serían exactamente los mismos en la vida real, sin embargo, parecen prometedores y quizás, puedan conducir a otra alternativa saludable para perder peso sin cirugías invasivas ni medicamentos. (Cell Metabolism, Volume 26, Issue 1, p198-211.e5, 5 de julio de 2017)

 

 

Comentarios: