PRE-AGOTAMIENTO DE LAS FIBRAS MUSCULARES CON REPETICIONES HASTA EL FALLO - USA

PRE-AGOTAMIENTO DE LAS FIBRAS MUSCULARES CON REPETICIONES HASTA EL FALLO

PRE-AGOTAMIENTO DE LAS FIBRAS MUSCULARES CON REPETICIONES HASTA EL FALLO

 

el pre agotamiento PRE AGOTAMIENTO DE LAS FIBRAS MUSCULARES CON REPETICIONES HASTA EL FALLO photo

 

POR MICHAEL RUDOLPH SENIOR SCIENCE EDITOR

 

Existen diferentes métodos de entrenamiento, tales como el Kaatsu, que atacan específicamente las fibras musculares de contracción rápida con un mecanismo que no incluye el uso de pesas muy pesadas y aun así resultan en ganancias considerables de fuerza y tamaño. Sin embargo, un grupo de científicos brasileños investigó otro tipo de entrenamiento para saber si también podía elevar el reclutamiento de las fibras de contracción rápida.10

Este enfoque utilizado por investigadores brasileños estimuló ese tipo de fibras de forma contraintuitiva, pre-agotando exclusivamente las fibras de contracción lenta antes de ejecutar series con mucho peso. Se realiza una serie inicial para agotar con pesos muy ligeros, en la que se activan y agotan únicamente las fibras de contracción lenta. Este pre-agotamiento es la clave, pues en las etapas iniciales de la mayoría de los levantamientos, cuando la intensidad es relativamente baja, se activan ambos tipos de fibras musculares, de esta manera, se disminuye el reclutamiento de las fibras de contracción rápida pues las células musculares de contracción lenta están contribuyendo en cierto grado con la producción total de fuerza, lo que significa que la actividad de las fibras de contracción rápida no es tan necesaria. Por lo tanto, la capacidad de este enfoque de pre-agotar las fibras de contracción lenta mitigando su contribución en la contracción debería aumentar de forma plausible la activación de las fibras de contracción rápida. Este efecto será más evidente si en todas las series subsecuentes realizadas después de pre-agotar las fibras lentas se utilizan pesos pesados.

Para saber si se podría inducir este efecto, Aguiar et al.10 observaron a un grupo de sujetos que realizó una serie inicial de extensión de rodilla hasta el fallo, utilizando 20% de su 1RM para agotar específicamente las fibras de contracción lenta. Los sujetos luego hicieron varias series de extensión de rodilla a alta intensidad. Después de ocho semanas de entrenamiento, se les midió la fuerza con su 1RM y los músculos con una máquina visualizar la nueva masa formada.

Los resultados del estudio muestran claramente que el grupo que realizó las series de pre-agotamiento tuvo un incremento mucho mayor en la masa muscular junto a un aumento en la 1RM comparado con el grupo de control que no realizó el trabajo de pre-agotamiento. Este estudio demostró que una serie inicial de agota- miento con pesos ligeros atacó un porcentaje significativo de fibras de contracción lenta resultando en un reclutamiento adicional de fibras de contracción rápida, promoviendo de esa forma el crecimiento y la fuerza de los músculos.

En conclusión, el uso de enfoques tradicionales de entrenamiento que estimulan de forma más productiva la actividad de las fibras musculares de contracción rápida, debería promover la hipertrofia y la fuerza aun sin el uso de pesos pesados.

Además, la utilización de estos métodos poco ortodoxos hace un llamado a la aceptación de algunos conceptos no tradicionales en relación al levantamiento de pesas, pues existe la noción de que levantar pesas súper pesadas es absoluta- mente necesario para aumentar la fuerza.

Ahora bien, no me malinterpreten, no estoy diciendo que no sea importante, de hecho, levantar pesado es el mejor método para desarrollar la fuerza, sin embargo, ningún levantador puede hacerlo todo el año. Durante la fase de descarga o simplemente cuando desees variar un poco el entrenamiento, prueba el método de repetición hasta el fallo muscular con poco peso, con el fin de forzar el reclutamiento de las fibras de contracción rápida y estimular ganancias en tamaño y fuerza.

 

Durante la mayor parte de su carrera Michael Rudolph ha estado en el mundo del ejercicio como atleta (jugó fútbol americano en la Universidad Hofstra), entrenador personal y científico investigador (posee una licenciatura en Ciencias Deportivas de la Universidad de Hofstra y un PhD en Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Stony Brook). Después de obtener su PhD, Michael investigó la biolo- gía molecular del ejercicio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y de Columbia durante 8 años. Esta investigación contribuyó a entender la función e importancia del sensor de energía celular AMPK – llevando a numerosas publicaciones en prestigiosas revistas incluyendo la revista Nature. Michael actualmente trabaja en el Centro de Biología Estructural de Nueva York, en el Departamento de Defensa desarrollando un proyecto de seguridad nacional.

 

Referencias:

9. Leonneke JP, Wilson JM, et al. Low intensity blood flow restriction training: a meta analysis. Eur J Appl Physiol 2012;112,1849-1859.

10. Aguiar AF, Buzzachera CF, et al. A single set of exhaustive exercise before resistance training improves muscular performance in young men. Eur J Appl Physiol 2015;115,1589-1599.

 

 

 

Comentarios: