RESPUESTA DE LA TESTOSTERONA EN MÚSCULOS ENVEJECIDOS - USA

RESPUESTA DE LA TESTOSTERONA EN MÚSCULOS ENVEJECIDOS

  • Por: mdlatino
  • marzo 31, 2017
  • 0 Comentarios

RESPUESTA DE LA TESTOSTERONA EN MÚSCULOS ENVEJECIDOS

 

musculos envejecidos e1490993984275 RESPUESTA DE LA TESTOSTERONA EN MÚSCULOS ENVEJECIDOS photo

 

Por Daniel Gwartney, M.D.

 

La testosterona es la hormona que estalla en el torrente sanguíneo de los chicos cuando la inocencia de la infancia comienza a recorrer la tumultuosa montaña rusa de la adolescencia; para luego ser culpada por el comportamiento destructivo y agresivo de ciertos individuos y naciones. Sin embargo, cuando el sujeto es un hombre mayor, la testosterona es la antítesis de ese estado. El vigor, la fuerza, dominancia e independencia comienzan a desaparecer cuando llega la senectud coincidiendo con la disminución en los niveles de testosterona y otras hormonas metabólicas. Afortunadamente, la terapia de reposición hormonal (TRH) está evolucionando y es cada vez más aceptada, a pesar de la oposición de diversos grupos polarizados.

La terapia de andrógenos ha sido utilizada para tratar el envejecimiento desde 1940. Muchas voces prominentes en la Asociación Médica Americana se oponen rotundamente a esto pues para ellos (y parafraseamos) los ancianos deben envejecer y morir y es inaudito pensar que éstos puedan recobrar su energía o impulsos sexuales.1 Los esteroides anabólicos androgénicos (AAS) y la testosterona habían sido utilizados casi exclusivamente por hombres jóvenes o atletas hasta mediados de los años 90, sin embargo, hace unos 20 años los estudios han comenzado a describir los efectos de estas sustancias en hombres mayores, particularmente los efectos en la masa y fuerza muscular. Tristemente, la preponderancia de estudios observa hombres frágiles que utilizan dosis y formas de administración muy diferentes de aquellas practicadas por los fisicoculturistas.

 

INVESTIGACIÓN SOBRE TERAPIAS CON ANABOLIZANTES

 

Vale la pena que revisemos estudios publicados a finales de los 90 y comienzos del 2000 por Shalender Bhasin y sus colegas.2-4 En vez de observar únicamente a hombres mayores de 70 años con problemas cardiacos, lo cual no significa que no sea algo relevante o necesario, Bhasin también incluyó a hombres jóvenes con una dosis de 600 mg de enantato de testosterona a la semana durante 6 meses. Ambos grupos recibieron una dosis alta (lo que sería común en el ámbito del fisicoculturismo) por un periodo de tiempo prudencial como para demostrar ganancias prácticas y medibles, permitiendo así la comparación directa entre hombres jóvenes y mayores que reciben la misma terapia.

En resumen, estos experimentos demostraron que los hombres mayores respondieron igual que los jóvenes. Hubo un riesgo mayor en el aumento en el hematocrito (glóbulos rojos), pero la testosterona parece ser beneficial independientemente de la edad del sujeto. Muchas personas pueden cuestionar la importancia de observar la terapia anabólica en hombres mayores, pero debemos asociar el envejecimiento con una condición llamada resistencia anabólica y muchas de las condiciones crónicas de salud pudieran retrasarse o prevenirse si el beneficio de la testosterona persistiera.5,6 Además, los efectos tangibles de la testosterona en el humor, enfoque, fuerza, rendimiento físico y musculatura se refuerzan con la práctica de ejercicios, lo cual es un inmenso beneficio para salud.

 

EXPOSICIÓN A LOS AAS Y EL ENVEJECIMIENTO DEL CUERPO

 

Existe la pregunta de cuál es la consecuencia de la exposición temprana a los AAS. ¿Los jóvenes que utilizan AAS con fines recreacionales, en dosis normalmente suprafisiológicas que perjudican el sistema endocrino, sufren consecuencias en el futuro? ¿Las ventajas del uso permanecen después de años de abstinencia o el músculo se transforma en grasa en ex usuarios? No debe sorprenderle a ningún usuario de AAS que sí habrá consecuencias después del uso de estas sustancias. Muchos de ellos tienen dificultad en retornar a la producción normal de testosterona
y a la fertilidad, incluso con terapia post-ciclo de hCG, clomifeno e inhibidores de aromatasa. Raramente es una condición incurable, pero un porcentaje de hombres presenta hipogonadismo, lo que significa que tiene los niveles de testosterona de una viejita y poquísimos espermatozoides como para concebir.8

¿Qué hay de aquellos que dejan de usar AAS y retoman su vida normal, pero luego deciden volver al gimnasio? Basándonos en la memoria muscular y en diversos estudios científicos, parece que algunos efectos celulares de los AAS en el músculo esquelético pueden retenerse y permanecer dormidos hasta que se activen con un estilo de vida activo. Una característica que respalda esta teoría es la presencia de más mionúcleos en las células musculares de ratones tratados con AAS al comienzo de su vida y que luego realizaron actividades físicas en su adultez. La exposición previa a los AAS trajo como resultado mayores ganancias en fuerza y masa muscular.9

 

RATONES Y HOMBRES MAYORES

 

Los humanos no son ratones; por esa clara razón falta comprobar si estos resultados ocurren también en personas. Un fenómeno que ha venido ocurriendo en el fisicoculturismo competitivo es la extensión en la carrera de muchos profesionales mayores de 30 años de edad. Antes, el fisicoculturismo era un deporte para jóvenes, era muy raro ver a un atleta mayor de 35 años. Albert Beckles es el matusalén del Fisicoculturismo, participó en el Olympia con 61 años. No quedó entre los finalistas, sin embargo, en 1987 quedó en séptimo lugar con 57 años de edad. Es una tendencia ver atletas mayores, miremos el caso de Dexter Jackson quien continúa participando a los 46 años. Kevin Levrone recibió una invitación especial para competir a sus 51 años. No se tiene conocimiento de que Beckles, Jackson o Levrone utilicen testosterona u otras drogas que mejoran el rendimiento atlético pero está claro que continúan respondiendo al entrenamiento, dieta sana, entorno hormonal anabólico y a una genética impresionante.

 

 

Referencias:

De Kruif P. The male hormone. Harcourt, Brace & Company. NY; 1945.

Bhasin S, Woodhouse L, et al. Older men are as responsive as young men to the anabolic effects of graded doses of testosterone on the skeletal muscle. J Clin Endocrinol Metab 2005; 90:678-88.

Sinha-Hikim I, Conford M, et al. Effects of tes- tosterone supplementation on skeletal muscle fiber hypertrophy and satellite cells in community dwelling older men. J Clin Endocrinol Metab 2006; 91:3024- 33.

Calof OM, Singh AB, et al. Adverse events associated with testosterone replacement in middle aged and older men: a metaanalysis of randomized, placebo controlled trials. J Gerontol A Biol Sci Med Sic 2005;60:1451-7.

Breen L, Phillips SM, Skeletal Muscle protein metabolism in the elderly: Interventions to counteract the anabolic resistance of ageing. Nutr Metab 2011 Oct 5;8:6-8(11pp)

Yassin AA, Nettleship J, et al. Effects on continuous long term testosterone therapy (TTh) on anthropometric, endocrine and metabolic parameters for up to 10 years in 115 hypogonadal elderly men: real life experience from an observational registry study. Andrologia 2016 Jan 14. Doi: 10.1111/ and.12514.

 

Comentarios: