¿SABÍAS QUE EL AYUNO INTERMITENTE TAMBIÉN ESTIMULA LA TESTOSTERONA? - USA

¿SABÍAS QUE EL AYUNO INTERMITENTE TAMBIÉN ESTIMULA LA TESTOSTERONA?

¿SABÍAS QUE EL AYUNO INTERMITENTE TAMBIÉN ESTIMULA LA TESTOSTERONA?

¿SABÍAS QUE EL AYUNO INTERMITENTE TAMBIÉN ESTIMULA LA TESTOSTERONA?

 

POR MICHAEL RUDOLPH SENIOR SCIENCE EDITOR

Como se mencionó anteriormente, en otros posts, el ayuno intermitente es una forma efectiva de quemar la grasa corporal. Sin embargo, otra ventaja de este método, es la mejora del crecimiento muscular. Esto se debe a que el ayuno intermitente reduce el consumo calórico por un corto periodo, lo que impulsa la respuesta evolucionaria del anabolismo muscular. Esta respuesta mejoradora de la musculatura ocurre, en parte, porque el ayuno intermitente, especialmente cuando se combina con ejercicio, disminuye potencialmente las reservas de grasa intramuscular.5 La disminución de la grasa en el tejido muscular ha mostrado mejorar la respuesta de la célula muscular a la hormona anabólica insulina6, que aumenta drásticamente la síntesis de proteína muscular apoyando un mejor crecimiento de los músculos.7

El ayuno intermitente no solo promueve la respuesta anabólica a la insulina, sino que también regula indirectamente los niveles de testosterona modulando la hormona leptina.8 La leptina es una hormona secretada por las células de grasa que normalmente funciona como un señal al cerebro indicándole que ya no sienta apetito, especialmente después de comer. Adicionalmente, estudios recientes han mostrado que la leptina también tiene la habilidad de reducir la producción de testosterona.9,10 En uno de estos estudios1 se demostró que ratones tratados con leptina tuvieron una disminución en la producción de testosterona en respuesta a la gonadotropina coriónica humana (hCG). La hCG imita la función de la sustancia natural estimuladora de testosterona conocida como hormona luteinizante (HL), este resultado implica que la leptina inhibe la habilidad de la HL de estimular la producción de testosterona. Individuos con gran cantidad de grasa corporal tienen altos niveles de leptina.11

 

testosterona ¿SABÍAS QUE EL AYUNO INTERMITENTE TAMBIÉN ESTIMULA LA TESTOSTERONA? photo

 

Una forma extremadamente efectiva de reducir la leptina y estimular la testosterona, es reducir la grasa corporal con el método de ayuno intermitente. Este efecto se mostró claramente en un estudio12 en el que el ayuno intermitente causó una rápida disminución en la grasa corporal y niveles circulantes de leptina, lo que estimularía la producción de testosterona para un ambiente más anabólico que apoya un crecimiento muscular superior. En conclusión, desde una perspectiva evolucionaria, el ayuno intermitente se asemeja a los patrones de consumo de alimentos de los primeros humanos. Esta similitud estimula mecanismos mejoradores de la musculatura que se han conservado durante siglos hasta los humanos modernos. Además, sin el uso del análisis evolucionario, la conexión entre el ayuno intermitente y el crecimiento muscular no habría podido ser entendido con tanta profundidad. Basándome en la extraordinaria capacidad de hacer estas conexiones, solo puedo imaginarme al genial T.G Dobzhansky estando de acuerdo conmigo en que “nada en el fisicoculturismo tiene sentido, a no ser a luz de la evolución”.

 

Durante la mayor parte de su carrera Michael Rudolph ha estado en el mundo del ejercicio como atleta (jugó fútbol americano en la Universidad Hofstra), entrenador personal y científico investigador (posee una licenciatura en Ciencias Deportivas de la Universidad de Hofstra y un PhD en Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Stony Brook). Después de obtener su PhD, Michael investigó la biología molecular del ejercicio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y de Columbia durante 8 años. Esta investigación contribuyó a entender la función e importancia del sensor de energía celular AMPK – llevando a numerosas publicaciones en prestigiosas revistas incluyendo la revista Nature. Michael actualmente trabaja en el Centro de Biología Estructural de Nueva York, en el Departamento de Defensa desarrollando un proyecto de seguridad nacional.

 

Referencias:

8. Northcott JM, Yeganeh A, Taylor CG, Zahradka P, and Wigle JT (2012). Adipokines and the cardiovascular system: mechanism mediating health and disease. Can J Physiol Pharmacol 90, 1029-1059.

9. Caprio M, Isidori AM, Carta AR, Moretti C, Dufau ML, and Fabbri A (1999). Expression of functional leptin receptors in rodent Leydig cells. Endocrinology 140, 4939-4947.

10. Caprio M, Fabbrini E, Isidori AM, Aversa A, and Fabbrini A. (2001). Leptin in reproduction. Trends Endocrinol Metab 12, 65-72.

11. Kornmann B, Nieschalg E, Zitzmann M, Gro- moll J, Simoni M, and von Eckardstein S. (2009). Body fat content and testosterone pharmacokinetics determine gonadotropin suppression after intramuscular injections of testosterone preparations in normal men. J Androl 30, 602-613.

12. Kroeger CM, Klempel MC, Bhutani S, Trepa- nowski JF, Tangey CC and Varady KA (2012). Improvement in coronary heart disease risk factors during an intermittent fasting/calorie restriction regimen: relationship to adipokine modulations. Nutr Met (Lond) 9,98.

 

Comentarios: