Culturismo, entrenamiento, físicoculturismo, alimentación, rutina para ejercicio, dieta ejercicio, rutinas, atletas, MD Latino TV, MD Latino, revista de fisicoculturismo, ejercicios para rutinas, ejercitar partes del cuerpo, esteroides, proteínas, carbohidratos

EN MEMORIA DE “EL MITO” SERGIO OLIVA

  • Por: MD Latino
  • noviembre 15, 2012
  • 0 Comentarios
EN MEMORIA DE “EL MITO” SERGIO OLIVA

 

Sergio “El Mito” Oliva (1941-2012)

POR Peter McGoug

Así que me senté en el Teatro Victoria Palace, en Londres, la tarde del Sábado, 18 de Septiembre 1971. La canción “Maggie May”, de Rod Stewart, estaba en el tope de las carteleras. En fútbol, el Dervy County estaba rumbo a ganar la primera división inglesa, Nixon vivía en la Casa Blanca y yo usaba pantalones de campana y largas patillas, orgullosamente me dirigí a mi asiento para presenciar el NABBA Pro Universe de ese año.

Era joven, iba en mi excursión anual con el resto de la pandilla del gimnasio Stewart Nottingham para el gran evento del año en el que teníamos la gran oportunidad de codearnos con los aspirantes al título Musculoso Nacional.

El año anterior había sido testigo de la victoria de Arnold en el Mr. Universo, con Reg Park en segundo lugar y Dave Draper en tercero. Ese año los grandes nombres fueron Bill Pearl, Sergio Oliva y Reg Park nuevamente. Ese shock lo tomé con calma.  Después de todo, a los 22, yo era un veterano en todo esto, había leído todas las revistas y era mi propia versión discreta y tranquila del gato salvaje, un comercial que acompañaba a muchos de los anuncios del Tío Joe del día.

Pearl, de 42 años y después de una ausencia de cuatro años, apareció estupendo con 242 libras, una amalgama de forma y proporción acentuada por un exquisito posar. Me impresionó.

Y entonces sucedió… Sergio Oliva apareció paseando (no hay mejor palabra para describir su modo de andar) era la primera vez que lo veía en persona y me tuve que agarrar de la silla, casi derramé el helado en mi camisa de flores estampadas con el logo “Mungo Jerry World Tour 1970”. Me quedé en shock. Había visto todas las fotos, había leído las noticias, pero nada me preparó para ver a “El Mito” por primera vez.

Era increíblemente grande, una cintura de avispa aparentemente en riesgo de colapsar bajo el peso de las dimensiones poderosas de la parte superior de su cuerpo. Sus bíceps eran como trozos magros de jamón, sus tríceps macizos resaltaban, sus deltoides eran tan redondos como su cabeza rapada, su pecho se hinchó como una balsa inflable y sus muslos eran tan grandes que supongo que su sastre trabajaba horas extras para hacerle unos pantalones. Cuando hizo la pose de “Victoria”, se me pararon los pelos, a mí y al resto de la audiencia.

Me senté con miedo, atónito y silenciado  por la majestuosidad pura, la pureza de sus músculos.
A fin de cuentas Bill Pearl ganó el concurso, pero Sergio ganó mis sentidos. Cuarenta y un años después puedo afirmar inequívocamente que nunca volví a sentir tal temor al ver un físico por primera vez. Sergio Oliva, gracias por tan increíbles recuerdos y que descanses en paz.

Puede que nos hayas dejado, pero tu legado vivirá y será conmemorado en nuestra comunidad, mientras se levanten las pesas. Nunca, jamás, habrá otro Mito.

134 201x300 EN MEMORIA DE EL MITO SERGIO OLIVA photo

223 253x300 EN MEMORIA DE EL MITO SERGIO OLIVA photo

317 145x300 EN MEMORIA DE EL MITO SERGIO OLIVA photo

415 254x300 EN MEMORIA DE EL MITO SERGIO OLIVA photo

Comentarios: