¡ATRÉVETE A SER DIFERENTE! (PARTE 1) POR MILOS SARCEV - USA

¡ATRÉVETE A SER DIFERENTE! (PARTE 1) POR MILOS SARCEV

¡ATRÉVETE A SER DIFERENTE! (PARTE 1) POR MILOS SARCEV

 

POR Milos Sarcev

 

 

En mi primer artículo quiero hablar sobre el asunto más importante en el físicoculturismo: EL ENTRENAMIENTO.

 

 

A menudo les pregunto a mis nuevos clientes: “¿Puedes decirme por qué entrenas?”.  Normalmente se sorprenden y luego les digo: “¿Entrenas sólo por levantar peso, lograr tu mejor récord personal, quemar calorías, sudar… o para lucir bien frente a las chicas?”.

 

 

O tal vez vas al gimnasio por otras razones… ¿Para estimular la cantidad máxima de fibras musculares? ¿Cómo vas a lograrlo? ¿Con un  método de entrenamiento convencional? No lo creo. Y no me malinterpretes… No estoy hablando mal de los métodos de entrenamiento convencionales, sino que me refiero a una estimulación máxima. Lo que consigo únicamente a través de las series gigantes.

 

 

Cuando alguien diseña una rotación de series gigantes debe considerar una amplia variedad de estimulación muscular con cargas pesadas, moderadas y livianas, diferentes posturas, diferente agarre, rango de movimiento, tiempo, tipo de contracción, ángulos, etc. Mientras más creativo seas, mucho mejor. Recuerda que quieres impactar el grupo muscular que estás entrenando con todo lo que consideres posible.

 

 

El objetivo es llegar al fallo en cada ejercicio, alcanzar el fallo muscular independientemente de la cantidad de peso que estás usando. Esto llevará más flujo sanguíneo al área (aumento de hiperemia) y ayudará a alcanzar las fibras musculares inactivas que usualmente no se estimulan a través de métodos de entrenamiento convencionales.

 

 

Si no impactas al cuerpo, éste no tendrá motivos para cambiar… tan sencillo como eso. Es todo lo que necesito decir sobre los beneficios de la hipertrofia con mis métodos de entrenamiento. Sin embargo, este tipo de actividad también quema grasa corporal. ¿Cómo y por qué? En primer lugar, si alguien mide su coeficiente respiratorio durante este tipo de entrenamiento, se dará cuenta de que el primer combustible usado no será exclusivamente la glucosa, sino los ácidos grasos. La mejor manera de entender todo es hacer una serie gigante y así sabrás a lo que me refiero. Cuando termines tu rotación te faltará el aire como si hubieras corrido un maratón.

 

 

Mucha gente ha discutido que mi sistema de entrenamiento es “controversial” y siempre les pregunto ¿Por qué?

 

 

Sólo por el hecho de que no acepto lo que la fisiología del ejercicio como ciencia nos dice: “Para crear la hipertrofia muscular necesitamos entrenar intensamente y durante el entrenamiento hay que agotar el almacenamiento de glucógeno muscular, ATP y dañar las fibras de los músculos creando microdesgarres en ellas. Ese impacto en nuestro sistema muscular iniciará una respuesta hipertrófica, pues nuestro cuerpo reconocerá la pérdida de nutrientes y algunas horas después del entrenamiento enviará los nutrientes disponibles para  reponer lo perdido y reparar el daño”.

 

 

Si sacamos a nuestro cuerpo de su equilibro natural, éste responderá con una súper compensación, almacenando nutrientes que previamente estuvieron en él y así prepararse para otro eventual impacto o intensa sesión de entrenamiento.

 

 

Afortunadamente, cuando comencé a entrenar en 1982, tenía la ventaja de poder consultar con mi padre, el médico neuropsiquiatra  Andjelki Sarcev (mi héroe y ejemplo a seguir) sobre las técnicas que aprendía, leyendo revistas y libros de fisiología del ejercicio.

 

milos sarcev12 ¡ATRÉVETE A SER DIFERENTE! (PARTE 1) POR MILOS SARCEV photo
milos sarcev

 

Cuando le comentaba a mi padre acerca de esto, él inmediatamente se reía y me decía sarcásticamente: “Claro Mishko (mi apodo), ¿por qué no? ¿Quieres ayudarme a destruir la casa… y mañana la construimos de nuevo? ¿Y cuando la terminemos, me ayudas a destruirla otra vez? ¿Y luego, una vez más? No entendía lo que trataba de explicarme. “Bueno, si la fisiología del ejercicio dice que debes destruir tu casa (tu cuerpo) para que puedas reconstruirla cada vez que entrenas, por qué no hacemos lo mismo con nuestra propia casa y luego construimos otra, y otra… y otra…etc”.

 

 

Su sarcasmo me hizo reflexionar y comencé a cuestionarme, en pocas palabras me explicó que si entrenamos con esa sabiduría convencional de destruir las fibras musculares agotando sus nutrientes disponibles, vamos a llevar a nuestro cuerpo a un alto estado catabólico…

 

 

El catabolismo puede considerarse como un metabolismo destructivo, un estado no saludable. “Por qué alguien habría de llevar su cuerpo a un alto estado catabólico todos los días? ¿Qué sentido tiene? ¿Quieres desarrollar tu cuerpo? Crea un estado anabólico, un metabolismo constructivo, ¡no lo contrario!

 

 

En el 81, cuando empecé en este deporte, acepté las explicaciones de mi padre que me parecieron lógicas. Las llamé la “ventaja hiperemia”, creada para usar un ambiente anabólico máximo que te permitirá alcanzar la mayor hipertrofia.

 

 

Te lo explico de forma racional. Un hombre tiene cerca de cinco litros de sangre (las mujeres tienen alrededor de 4 litros) distribuidos por todo el cuerpo, los cuales circulan constantemente. En estado de reposo, un 10 a 12% llega a los músculos esqueléticos, pues no hay una demanda fisiológica en ese momento de baja actividad física. Sin embargo, al haber actividad, la sangre es enviada a los músculos que están en funcionamiento y ese incremento de flujo de sanguíneo (hiperemia) puede alcanzar un increíble 60% de aumento durante el entrenamiento con pesos. Esto sólo sucede durante el entrenamiento.

 

milos sarcev22 ¡ATRÉVETE A SER DIFERENTE! (PARTE 1) POR MILOS SARCEV photo
milos sarcev

 

SÍGUENOS POR  www.mdlatino.tv

 

Comentarios: