EL CULTURISMO: UN DEPORTE ODIADO POR MUCHOS PERO, ¿POR QUÉ?

423

¿Por qué muchos odian el Culturismo..?

Por Ignacio Arienza 

Existen muchos motivos a los que podríamos mirar y culpar de la poca popularidad del Culturismo entre la gente normal, el uso de sustancias es uno de ellos. 

En realidad las sustancias para mejorar el rendimiento se utilizan en la mayoría, si no es que en todas las prácticas deportivas a un alto nivel.

Aun así, hay una diferencia muy obvia que sirve como explicación para la demonización que ha vivido nuestro deporte y que continúa viviendo a día de hoy en menor medida.

Una persona normal no sabe que correr 100 metros, en menos de 10 segundos, no es posible para un ser humano, o que pedalear 200 kilómetros de subidas en 5 horas es tarea sobrehumana.

No saben que es imposible porque no tienen relación ninguna con estas actividades, en el 90% de los casos. En cambio sí que saben (o creen) que es imposible pesar 110 kilos sin grasa midiendo 1.80; lo saben porque tienen un cuerpo y asumen que es imposible. Por ello es sencillo decir que el Culturismo es un deporte para adictos, frikis, narcisistas, enfermos o demás comentarios que se escuchan de gente “normal” hacia esta actividad.

La ironía de la cuestión no es que en otros deportes se use lo mismo o más que en nuestro deporte, la ironía es que quien demoniza el culturismo no son deportistas de otros ámbitos, como sería lógico, sino gente “normal” que no lleva una nutrición sana, que fuma, que bebe, que no duerme, que no hace ejercicio, etc…

Le dice a gente que lleva una nutrición sana y controlada todo el año, que duerme sus horas todos los días, que no fuma o bebe, que hace ejercicio, etc., que son unos enfermos y unos inconscientes.

Otro posible motivo por el cual el Culturismo puede no ser popular, es por el hecho de que no es sencillo de apreciar. Por lo general, el público cuando observa un evento deportivo quiere algo sencillo, algo que entre por los ojos y no requiera de pensamiento o interpretación. Por suerte o por desgracia, el Culturismo es lo contrario a esto. Es complicado entender una competencia y entender por qué uno es mejor que otro y requiere tiempo comprender ese proceso de selección.

A alguien que no entiende lo que ve, el Culturismo le parece poco más que una panda de bárbaros en tanga haciendo poses extrañas para unos jueces que votan quién les gusta más basándose en sus… ¿preferencias sexuales? Lo creáis o no, mucha gente sigue teniendo esta absurda percepción.

Como digo, es un deporte complejo que requiere tiempo para ser comprendido en su totalidad. Yo soy el primero que cuando empezaba, el Culturismo extremo me parecía una aberración, pero con tiempo todo se comprende y la belleza de este deporte no es algo fácil de entender.  Espero haberos dado qué pensar y que veáis que no se puede escuchar a gente que no sabe de lo que no sabe.