RECUERDA QUE EL ESTRÉS PUDIERA AUMENTAR TUS NIVELES DE GRASA, ¡JUST RELAX!

242

POR Steve Blechman y Thomas Fahey

Las personas de mediana edad que presentan niveles más altos de cortisol (la hormona del estrés), son las que presentaron mayor peso corporal, Índice de Masa Corporal (proporción altura-peso), perímetro de cintura y obesidad persistente, según un estudio a cargo de Sarah Jackson, de la University College London en el Reino Unido.

El estrés crónico produce altos niveles de cortisol en la sangre, lo cual produce mayores niveles de insulina y aumenta la presión sanguínea, además de promover el almacenamiento de grasa en el abdomen, en especial alrededor de los órganos internos como el corazón y el hígado.

El cortisol también estimula el apetito en algunas personas, pero este efecto varía y produce aumento de peso en algunas personas y pérdida de peso en otras.

Algunas personas liberan más cortisol que otras ante situaciones de estrés crónico, como problemas económicos o de pareja, lo cual causa un aumento de la grasa abdominal. (Obesity, 25: 539-544).

EJERCICIO CON EL ESTÓMAGO VACÍO PARA QUEMAR MÁS GRASA       

Las personas queman alrededor de 10 a 15 calorías por minuto durante el entrenamiento aeróbico a nivel recreativo. El gasto calórico sigue elevado después del ejercicio según la duración y la intensidad.

Investigadores japoneses encontraron que el consumo de grasa durante 24 horas es mayor después del ejercicio con el estómago vacío en comparación con el ejercicio después de una comida.

Los sujetos de la investigación ejercitaron durante 60 minutos al 50% del máximo esfuerzo, ya sea después o antes de una comida. El estado digestivo no tuvo efecto en el gasto calórico durante las 24 horas. Hay que ejercitarse con el estómago vacío para quemar más grasa. (Metabolism, publicado en línea).