OJO CRÍTICO: LA CREATINA Y SUPUESTA NECESIDAD

277
creatina
creatina

Ojo crítico: La Creatina

Ignacio Arienza
Ignacio Arienza

  Por: Ignacio Arienza 


Este artículo no tiene como objetivo aportar un estudio científico más sobre la creatina o hablar sobre su origen y funciones en nuestro cuerpo, tampoco es su intención la de criticar o negar su efectividad, tampoco poner bajo el punto de mira la infraestructura de nuestra industria; una infraestructura basada mayormente en la suplementación deportiva, un mercado multimillonario con un crecimiento estratosférico en estos últimos años. Este artículo simplemente tratará de aportar una visión crítica y personal de uno de los suplementos más populares del mundo: la creatina…

Si alguno de ustedes es uno de esos ‘’atletas’’ casados con los estudios científicos sobre suplementación (pagados por marcas), les recomiendo que pasen al siguiente artículo.

La creatina es uno de esos suplementos con una publicidad increíblemente positiva, supuestamente justificada por diversos estudios científicos que prueban esas promesas: aumento de la fuerza o mejora del rendimiento en actividades de alta intensidad entre muchas otras.

   Como ya he mencionado, es un producto siempre defendido por multitud de estudios, y siempre se escucha aquello de: ‘’es el suplemento más estudiado y con más literatura científica detrás…’’ Bien, este comentario es lógicamente cierto ya que no es discutible; hay más estudios sobre la creatina que sobre cualquier otro producto. La mayoría de estos estudios concluyen que efectivamente, la creatina es una ayuda efectiva para mejorar la fuerza en ejercicios intensos con cortos tiempos de descanso. De todas maneras, no sabemos a qué dieta estaban sometidos los sujetos, cuanto tiempo se necesitó para ver ese aumento de fuerza, qué nivel tenían los sujetos, o lo que creo más importante; la diferencia de peso corporal entre el principio y el final del estudio en los distintos sujetos.
¿Por qué considero este punto el más importante? Bueno, creo que es lógico que cuanto más peso tengamos (magro) más peso podremos manejar. Mucha gente no es consciente de la diferencia de fuerza que hay entre un culturista en volumen y ese mismo culturista en época de dieta hipo calórica. Y, ya que no se me ocurren más ejemplos, me voy a poner a mí mismo: en volumen, puedo hacer press de banca tranquilamente con mancuernas de 50 kg, en época de dieta y con niveles bajos de grasa las de 37,5 kg parecen inalcanzables y por lo general las de 35 son más que de sobra.

    Qué fácil sería el planificar un estudio con gente que como yo, esté a dieta y con niveles bajos de grasa, darles 12 semanas en las que las calorías y peso corporal vayan aumentando y a las 12 semanas… ¿¿¡¡Levantan 12,5 kg más en el Press de banca con mancuernas (y lo propio en todo lo demás)!!?? Qué locura, debe ser seguro por los 5 gramos de creatina al día. Y luego, vemos en el bote algo en esta linea: ‘’Aumenta la fuerza un 33% en 12 semanas.’’

    Como he dicho al principio, no pretendo desprestigiar ni decir que algo no funciona ya que, como es lógico no tengo acceso a un laboratorio ni tampoco puedo comprobar los efectos a nivel celular de ningún suplemento, lo que sí puedo hacer es observar e interpretar usando algo a lo que todos tenemos acceso, la lógica.

    ¿Funciona la creatina? No lo puedo saber, puede que sí, puede que no. ¿Si aumenta mi fuerza es por la creatina? No lo puedo saber, puede que sí, puede que no pero con tantas variables como hay en este deporte, ¿cómo puede alguien con total seguridad señalar a algo como si ese algo fuera el responsable? La nutrición, el sueño, el estrés, el entreno, la química o falta de ella, etc, etc… NO, es la creatina.

    Además, ¿desde cuándo el objetivo de esto es aumentar la fuerza? Pensaba que el objetivo de esto era hacer trabajar al músculo al máximo de manera que sirva de estímulo para su posterior reparación y crecimiento, el peso es irrelevante, si somos capaces de estimular el músculo con 2 kg, ¿por qué no? Así evitaremos posibles lesiones y daños articulares, ¿compramos entonces la creatina porque queremos que nos vean levantando mucho peso? Como siempre, ojo crítico y cabeza despierta.